Operaciones de inteligencia colombianas, respaldadas por Estados Unidos, son una amenaza para la paz

Crédito de la foto: CWO Keith A. Stevenson – Dominio público

El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Pedro, quiere la paz. El ejército de Colombia es el más grande de América Latina fuera de Brasil. Se beneficia del excedente estadounidense mientras satisface las necesidades estadounidenses. Su brazo de inteligencia, como se discutió aquí, no se trata de paz y armonía.

El gobierno de Estados Unidos, que ha estado involucrado militarmente en Colombia durante décadas, ha sido un obstáculo para la paz. como explicado recientemente Por el analista Hernando Calvo Ospina, la cooperación militar es fundamental para la alianza entre Estados Unidos y Colombia. Describe cómo Estados Unidos se asoció con Colombia para dominar toda la región después de la Segunda Guerra Mundial para mantener el acceso a recursos estratégicos, excluir al comunismo y suprimir los movimientos de izquierda. Calvo Ospina se refiere a las operaciones de guerra contra las drogas entre Colombia y Estados Unidos y el sometimiento de ambos países al poder militar y de la clase dominante. Esta es la organización para las operaciones de inteligencia que se describen a continuación.

Las operaciones de inteligencia colombianas dirigidas a Cuba y Venezuela sirven a los objetivos imperialistas estadounidenses. Las autoridades gobernantes de Colombia parecen haber olvidado el legado del héroe de la libertad Simón Bolívar quien contra El dominio español y las pretensiones americanas lucharon por la unidad latinoamericana. En 1829 comentó: “América parece destinada Un arreglo para hacer sufrir a Estados Unidos en nombre de la libertad.« Denunció la licencia americana sin restricciones para controlar Hispanoamérica, proclamada en la Doctrina Monroe de 1823 y aún vigente.

El asesor de seguridad nacional de la era Trump, John Bolton, recientemente se jactó Orquestó conspiraciones para derrocar al gobierno de Maduro en Venezuela. Juan González, actual asesor de la Casa Blanca sobre asuntos del Hemisferio Occidental, tomó un rumbo diferente hablará En Colombia en agosto: “Hace 40 años Estados Unidos habría hecho todo lo posible por evitar la elección de Gustavo Pedro, y una vez elegido habría hecho todo lo posible por sabotear sus políticas”. Ahora, dice González, Estados Unidos quiere cooperar y «liderar esa transición».

Mientras tanto, Pedro quiere que los jóvenes elijan el servicio comunitario, no el militar Servicio. Su gobierno negociará la paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Él Rechazos Ha restablecido lazos diplomáticos con Venezuela, un objetivo de la guerra contra las drogas patrocinada por Estados Unidos y la guerra híbrida de Estados Unidos. El 12 de agosto, Pedro Nombrada Los nuevos jefes del ejército y 40 generales y almirantes fueron reemplazados debido a la corrupción y los abusos a los derechos humanos.

READ  Grupos de derechos españoles condenan la deportación de niños a Marruecos

El informe recurre a la inteligencia militar colombiana. los Revista Raya El sitio web, dirigido por Edinson Bolaños, publicó recientemente tres artículos sobre las operaciones de inteligencia colombianas que comenzaron en 2016 y continuaron durante casi seis años. (Ver nota final Una posible traducción de «raya» al Inglés.”)

Conflicto contra Cuba

El primer artículo, titulado “Espionaje internacional: Operación Cuba”, apareció en el sitio web. el 19 de agosto. Uno aprende que, «Revista Raya Surge evidencia de espionaje a diplomáticos y funcionarios cubanos, y la inteligencia militar colombiana de tendencia izquierdista obtuvo acceso a miles de documentos. [Colombian] Líderes políticos, periodistas y líderes comunitarios. Las carpetas contienen «perfiles de empleados seleccionados, fotos, videos de lecciones seguidas, mapas, bocetos y diagramas».

Agentes que se hicieron pasar por periodistas o fotógrafos mapearon las rutas a las instalaciones utilizadas por los diplomáticos. Fotografiaron la embajada de Cuba, embajadas y residencias consulares, así como los interiores de vehículos consulares y matrículas. Supervisaron las reuniones de embajadores con activistas y políticos colombianos. Los operadores tenían acceso a teléfonos, computadoras y comunicaciones en línea.

Pudieron cambiar el texto de las comunicaciones por correo electrónico de Cuba. Funcionarios de inteligencia colombianos compartieron sus hallazgos con sus homólogos estadounidenses. En los archivos se muestran documentos estadounidenses con respuestas y comentarios.

Por ejemplo, los activistas asistieron a reuniones de solidaridad en Colombia y más allá, en el foro de partidos políticos de izquierda de Sao Paolo. En estos lugares, identificaron a los participantes, monitorearon las conversaciones, obtuvieron acceso a las comunicaciones por correo electrónico e informaron a las agencias de inteligencia nacionales sobre la participación de sus ciudadanos en actividades de izquierda o procubanas. Espiaron reuniones de solidaridad en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella, cerca de La Habana.

Se interceptaron llamadas telefónicas de asistentes a diversos eventos, entre ellos: el embajador cubano José Luis Ponce y el cónsul general Gentry Sosa, los senadores de izquierda Iván Cepeda y Gloria Flores; líderes del Partido Comunista Jaime Caycedo y Carlos Lozano Guillén; y el abogado de las FARC Diego Martínez. Los participantes monitoreados en el foro de Sao Paolo en 2019 incluyeron a la miembro del Partido Comunista Gloria Inés Ramírez, ahora ministra de Trabajo del presidente Pedro, y la senadora de izquierda Piedad Córdoba.

Un propósito para la vigilancia telefónica, paso a paso Revista Raya, para encontrar o establecer material que, según los activistas cubanos, alentó las protestas que sacudieron a Colombia en 2019 y más allá y contribuyeron a la elección del presidente Pedro. Las unidades de inteligencia buscaron vincular al gobierno cubano con los rebeldes de izquierda en Colombia, en particular con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

READ  Elecciones en Colombia y Latinoamérica al revés Luis Alberto Moreno

Según los documentos del informe, los agentes «cosieron» información en las computadoras de los líderes guerrilleros del ELN, lo que sugiere que «el gobierno de Cuba fue cómplice del ELN en la preparación de la violencia asociada con las protestas sociales». Nada aparece en los archivos que indique que el gobierno cubano realmente alentó las actividades antigubernamentales. Revista Raya.

Los agentes enterraron «pruebas» del terrorismo perpetrado por el líder guerrillero del ELN Andrés Vanegas Londoño, alias «Uriel», y las enviaron a la Fiscalía colombiana ya la Interpol. Le informaron de su paradero en el departamento del Chocó. Uriel murió 20 días después, el 25 de octubre de 1920, cuando su campamento fue bombardeado.

Apuntando a Venezuela

Alentado por su socio estadounidense, el gobierno de Colombia ha tomado medidas durante mucho tiempo para desestabilizar la sociedad venezolana y las operaciones del gobierno, y más recientemente. Ha habido operaciones encubiertas a lo largo de la frontera de Venezuela con Colombia. Los narcotraficantes colombianos y los paramilitares colombianos están activos allí. Una pequeña fuerza estadounidense-colombiana, la Operación Gedeón, lanzó una invasión naval de Venezuela en 2020.

La inteligencia militar colombiana está involucrada con las agencias y el personal del gobierno venezolano. El 24 de agosto, Revista Raya Publicado “Espionaje Internacional: Objetivo Venezuela. El estudio cubre programas subversivos y vigilancia de políticos colombianos y venezolanos y diplomáticos venezolanos.

La inteligencia de Colombia escondió a 28 espías dentro de varias ramas del ejército de Venezuela. Como parte de la llamada «Operación Venganza», los activistas buscaron alentar a los militares venezolanos a emprender acciones militares contra el ELN. Produjeron panfletos hostiles y grabaciones de audio y los atribuyeron al ELN. Los espías «se infiltraron absolutamente» en las comunicaciones de un enlace de prensa venezolano en Bogotá y monitorearon sus contactos con políticos colombianos clave de la izquierda. Posteriormente, las autoridades colombianas lo expulsaron.

Citando «otros cien documentos», Revista Raya Constata que durante la presidencia del presidente Iván Duque (2018-2022), espías colombianos ingresaron al consulado de Venezuela en Cartagena, tomaron fotografías y se llevaron objetos. La inteligencia colombiana asistió principalmente a la embajadora Ayschel Torres.

En el marco de la «Operación Atardecer», rastrearon sus «contactos con líderes sociales de izquierda de la región» y su «relación afectiva» con un «agregado militar del país caribeño». Fueron amenazados y este último proporcionó una lista de contactos «colaboradores». .

READ  La "invención" española permite a los pacientes con lesión de la médula espinal utilizar un teléfono inteligente - CVBJ

El espionaje cesó después del 23 de febrero de 2019, cuando el gobierno de Maduro cortó lazos con Colombia. Los espías monitorearon las comunicaciones de los diplomáticos venezolanos sobre la seguridad del dinero y los documentos importantes guardados en la caja fuerte de la embajada. Tras la salida de los venezolanos, los espías ingresaron al edificio, tomaron fotografías, abrieron la caja fuerte y sustrajeron documentos y dinero.

Responsable

Esta es la última parte de esta serie de tres partes. Revista Raya La serie se titula «Espionaje internacional: perfiles masivos». Los documentos citados incluyen «números de teléfono, domicilios particulares, preferencias políticas, lugares de trabajo, direcciones de correo electrónico, nacionalidades y fecha de identificación» de 450 personas. El artículo presenta los perfiles políticos de ocho individuos como ejemplos de otros perfiles creados. Aparecerán decenas de imágenes.

Las personas atacadas incluían «dirigentes políticos, sociales y sindicales y embajadores y funcionarios de los gobiernos de Cuba y Venezuela». Los agentes de inteligencia descendieron sobre ellos cuando asistían a «conmemoraciones y actos políticos relacionados con los países socialistas» o «movilizaciones pacíficas y… actos políticos en Colombia».

El último artículo de esta serie identifica al Jefe de Inteligencia Naval como el principal responsable del espionaje ilegal.

El contraalmirante Norman Iván Cabrera Martínez ahora dirige la agencia. Él servido Se desempeñó como Agregado Naval en la Embajada de Colombia en Washington y recibió una Medalla por Servicios Distinguidos del Gobierno de los Estados Unidos. Cabrera Martínez consideró Su publicación del 27 de agosto de 2022.

El general Jaime Cacido, secretario del Partido Comunista de Colombia, dijo que el objetivo del espionaje era, comentado que hacer Revista Raya: «Pensamos que esto es una violación flagrante de nuestros derechos y libertades constitucionales…[We] Dale más importancia a la labor periodística que realizas. Has mostrado cómo caímos en sus manos. Usted explicó cómo se utilizaron los recursos públicos y las instituciones públicas para abusar de los ciudadanos y espiar a los diplomáticos de los aliados con los que tenían vínculos diplomáticos a través de esta elaboración de perfiles ilegales.

Nota: El significado en inglés de «raya» utilizado en el nombre del sitio web es misterioso aquí. Elegimos «revisión línea por línea». «Raya» puede referirse a una persona victimizada o despreciada, como «tainda de raya» en México. tienda Dirigido por una empresa o hacienda que depende de la línea escrita de un trabajador para su firma. Una oportunidad de Colombia»deducción.” otro comentarista recomienda «Eventos inolvidables».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.