Los científicos ahora saben cómo camuflar calamares “maravillosamente mejorados” en aguas cristalinas poco profundas

Calamares relucientes en la playaDoryteuthis opalescens) Son algunos de los mutantes más avanzados de la Tierra. Estos extraños cefalópodos están cubiertos con un cuero especial que se puede afinar con un espectáculo de color.

Los científicos siempre han estado fascinados por el camuflaje y la maravillosa comunicación de este calamar. Una nueva investigación nos ha acercado a descubrir cómo pueden tener un guardarropa ecléctico que les permita cazar cerca del brillo de una playa, dejarse deslizar por depredadores invisibles o incluso evadir a pretendientes agresivos. Un par de testículos falsos destellaron.

Estudios previos han demostrado que el calamar especular lo posee Máquina molecular compleja Dentro de su piel: una fina capa de células apiladas que pueden estirarse y contraerse como un acordeón para reflejar todo el espectro de luz visible, desde rojo y naranja hasta amarillo y verde, hasta azul y violeta.

Estos pequeños surcos se parecen un poco a lo que ves en un CD. Los investigadores dicen, Para reflejar un arco iris de colores mientras te inclinas bajo la luz. Pero al igual que los CD, esta máscara también necesita algo para amplificar el ruido del color.

Cuando los investigadores intentaron diseñar genéticamente la piel de este calamar, notaron que algo estaba un poco distante.

El “motor” que ajusta las ranuras dentro de la piel de la sepia es impulsado por proteínas reflejas, que responden a diversas señales nerviosas y controlan las células pigmentarias reflectantes.

Los materiales sintéticos que contienen proteínas reflejas mostraron una apariencia iridiscente similar a la que vemos en la sepia, pero estos materiales no pueden parpadear ni parpadear de la misma manera.

READ  La investigación sobre metáforas permite comprender mejor la depresión y las necesidades de los pacientes.

Claramente, algo faltaba, y estudios recientes sobre calamares vivos e ingeniería genética han arrojado luz sobre el misterio. Resulta que las proteínas reversibles no pueden emitir fluorescencia a menos que estén encerradas en una película reflectante.

Esta circunstancia es lo que rodea la estructura similar a un acordeón, y al mirar hacia abajo, puedes comenzar a ver cómo funciona.

Las proteínas reflectinas normalmente son repelidas entre sí, pero una señal nerviosa del cerebro de la sepia puede detener esa carga positiva, permitiendo que las proteínas se agrupen juntas.

Cuando esto sucede, obliga a la membrana superior a expulsar el agua de la celda, lo que hace que las ranuras disminuyan en grosor y espacio, dividiendo la luz en diferentes colores.

Esta ruptura entre las ranuras también aumenta el enfoque del reflejo, lo que permite que la luz se refleje más brillante.

Por tanto, los autores El explicaDinámicamente, este complejo proceso [tunes] Mientras aumenta la intensidad de la luz reflejada al mismo tiempo, ”esto es lo que permite que los calamares brillantes brillen y destellen, a veces con color y otras no.

Las células dentro de la piel de la sepia, que reflejan solo luz blanca, también parecen estar impulsadas por el mismo mecanismo molecular. De hecho, los autores creen que esto es lo que le permite al calamar imitar la luz del sol brillando o moteada en las olas.

“Evolution mejoró muy bien no solo el ajuste de color, sino también el ajuste de brillo utilizando el mismo material, la misma proteína y el mismo mecanismo”. Dice El bioquímico Daniel Morse de la Universidad de California, Santa Bárbara.

READ  20 minutos en el automóvil lo ponen en riesgo de desarrollar niveles "inaceptablemente altos" de dos sustancias químicas que causan cáncer.

Los ingenieros han estado tratando durante años de imitar el hermoso cuero de los calamares brillantes, pero nunca lo lograron. La nueva investigación, que fue respaldada por la Oficina de Investigación del Ejército de los EE. UU., Nos ayudó a descubrir dónde estábamos yendo mal.

Los autores concluyeron que las películas delgadas de reflejos por sí solas no podían proporcionar la fuerza total de control sobre la luz que vemos en la sepia, porque parece que carecemos de un amplificador emparejado.

Sin esta película que rodea los reflectores, no hay cambio en el brillo de estas películas delgadas sintéticas. Dice Código Morse.

“Si queremos capturar la fuerza biológica, tenemos que incluir algún tipo de recubrimiento similar a una película para permitir ajustes de brillo reversibles”.

El estudio fue publicado en Letras de física aplicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *