El estudio encuentra que la morfina muestra potencial como tratamiento eficaz para la tos para la fibrosis pulmonar

En un estudio reciente publicado en Medicina respiratoria con lancetasun equipo de investigadores comparó la eficacia de la morfina en dosis bajas de liberación controlada como tratamiento antitusivo con un placebo en pacientes con fibrosis pulmonar idiopática.

Estancia: Morfina para el tratamiento de la tos en la fibrosis pulmonar idiopática (tos silenciosa): un ensayo cruzado de dos vías, prospectivo, multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo. Crédito de la imagen: luchschenF/Shutterstock.com

fondo

La fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad pulmonar que consiste en una fibrosis progresiva de los pulmones, siendo la tos el síntoma más común.

La causa de esta enfermedad aún se desconoce y actualmente no existe cura para esta afección, por lo que casi siempre es mortal.

Los tratamientos disponibles sólo tratan los síntomas y retardan la progresión de la enfermedad. La tos, que se asocia con la rápida progresión de la enfermedad, también tiene efectos importantes en los aspectos físicos, psicológicos y sociales de la vida.

La tos crónica a menudo se trata con opioides y se cree que la morfina no sólo reduce el reflejo de la tos, sino que también actúa sobre las vías neuronales directamente en el cerebro.

Además, se pueden utilizar dosis más bajas de morfina como antitusivo o analgésico para tratar la disnea, a diferencia de su uso como analgésico, que requiere dosis más altas.

Los estudios que examinan el uso de dosis bajas de morfina para tratar la enfermedad pulmonar intersticial y la tos resistente también han informado de un alto grado de seguridad y tolerabilidad.

READ  La dieta supera a los medicamentos antienvejecimiento y la buena salud metabólica

Sobre el estudio

En este estudio, los investigadores evaluaron la seguridad y eficacia de la liberación controlada de morfina en dosis bajas como agente antitusivo en el tratamiento de pacientes con fibrosis pulmonar idiopática utilizando un método controlado con placebo.

Además, debido a que este estudio pretendía ser una prueba de concepto, se adoptó un modelo experimental cruzado de dos vías para reducir la variabilidad de los pacientes y aumentar el poder estadístico.

Este estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego se llamó PACIFY COUGH y se llevó a cabo en tres centros del Reino Unido especializados en enfermedad pulmonar intersticial.

Se incluyeron en el estudio participantes de entre 40 y 90 años que fueron diagnosticados con fibrosis pulmonar idiopática en los últimos cinco años y que experimentaron una tos grave y crónica que duró más de ocho semanas.

La gravedad de la tos se evaluó en una escala visual analógica y se utilizó un valor de 30 mm o más como límite para la inclusión en el estudio, ya que estudios previos han informado que los pacientes con tos de esta o mayor gravedad tienen una calidad de tos significativamente peor. vida.

También se realizaron pruebas de función pulmonar, como capacidad vital forzada y capacidad de difusión de monóxido de carbono, para evaluar a los participantes.

Otros criterios de inclusión en el estudio consistieron en no evidencia de ser fumadores actuales e imágenes de TC de alta resolución que indicaran que los cambios del fibrosarcoma eran mayores que el nivel de enfisema.

Comorbilidades como insuficiencia renal o hepática significativa, enfermedad de las arterias coronarias, necesidad de oxigenoterapia prolongada, menos de seis meses de esperanza de vida y antecedentes de abuso de alcohol o drogas fueron motivos de exclusión del estudio, al igual que la intolerancia a la morfina.

READ  Cómo ver el lanzamiento del telescopio espacial James Webb (y por qué es tan importante)

Los pacientes se dividieron aleatoriamente en dos grupos, y un grupo recibió dosis bajas de liberación controlada de morfina. Los demás recibieron placebo en el primer período y se cambiaron de tratamiento en el segundo período.

El resultado primario fue el cambio porcentual en la frecuencia de la tos durante el día o cuando los pacientes estaban despiertos en comparación con las mediciones iniciales.

Las respuestas informadas por los pacientes a los cambios en la tos, la disnea, la depresión y la enfermedad pulmonar intersticial fueron resultados secundarios.

resultados

Los resultados mostraron que la administración de morfina en dosis bajas mediante liberación controlada redujo significativamente los recuentos objetivos de tos en comparación con el placebo durante un período de 2 semanas.

Se observó una reducción del 39,4% en los recuentos objetivos de tos después de la administración de morfina en comparación con el placebo.

Además, en comparación con las mediciones iniciales de 21,6 toses por hora, la frecuencia promedio de tos durante el día disminuyó a 12,8 toses por hora después de la administración de morfina, y no se observaron cambios similares después de la administración de placebo.

Además, el 40% de los participantes experimentó reacciones adversas después de tomar morfina, mientras que sólo el 14% experimentó reacciones adversas después de tomar placebo.

Sin embargo, los principales efectos secundarios de la morfina fueron estreñimiento y náuseas, mientras que el grupo de placebo experimentó una muerte.

Dado que el estudio administró morfina en dosis bajas durante sólo dos semanas, los investigadores creen que se necesitan más ensayos controlados aleatorios para evaluar los perfiles de seguridad a largo plazo del uso de morfina en la fibrosis pulmonar idiopática.

READ  El Telescopio Hubble captura un impresionante vórtice salpicado de estrellas jóvenes y brillantes

Sin embargo, el impacto significativo de la tos crónica grave en todos los aspectos de la vida amerita el uso clínico de morfina en dosis bajas para reducir estos síntomas a corto plazo en pacientes con fibrosis pulmonar idiopática.

Conclusiones

En general, los resultados indicaron que una opción de tratamiento que consiste en la liberación controlada de morfina en dosis bajas puede reducir significativamente los recuentos objetivos de tos en pacientes con fibrosis pulmonar idiopática.

Sin embargo, se necesitan más ensayos para comprender el perfil de seguridad a largo plazo de este tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *