advertisement

Una nota reciente publicada por el diario Folha de Brasil asegura que el gobierno de esa nación sudamericana ha detenido no solo las exportaciones hacia la nación caribeña sino que […]

Una nota reciente publicada por el diario Folha de Brasil asegura que el gobierno de esa nación sudamericana ha detenido no solo las exportaciones hacia la nación caribeña sino que ha congelado el otorgamiento de créditos, un aspecto que traería un impacto negativo en las medianas y pequeñas empresas de la Isla.

El medio afirma además que al igual que Cuba, otro país se encuentra en la misma calidad de vetado a recibir suministros por retraso en los pagos: Venezuela.

La morosidad en los pagos por parte de La Habana ha ocasionado que el Tesoro tendrá que pagaron unos 6.000.000 de dólares en los próximos días para poder resarcir el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social).

Gobierno cubano asegura que desde Estados Unidos recurren a "campañas difamatorias" para genera un clima de "mayor tensión" entra ambas naciones

Publicidad

Hace algunos días el presidente cubano Miguel Díaz-Canel había hecho alusión al tema, un problema que desde hace varios días ha venido rondando las publicaciones de varios medios alternativos de noticias.

“el futuro del programa de salud firmado entre los gobiernos de Brasil y Cuba, “Mais Médicos” pudiera tomar un nuevo rumbo, si el gobierno de la isla no paga los 17,5 millones de dólares que debe al BNDES,”, reflejó una nota publicada en el diario O Veja de Brasil.

La situación que atraviesa la Isla actualmente es producto del atraso en los pagos del financiamiento de la construcción del puerto de Mariel, el cual fue construido con fondos del banco de fomento brasileño.

El medio reflejó que el gobierno de Brasil pudo retener los pagos al personal médico cubano que se encontraba prestando servicios en ese país para así amortizar la deuda, pero luego de que Cuba tomara la decisión de retirar a su personal médico, el gigante sudamericano se ha quedado sin opciones para hacer pagar la deuda a La Habana, cuyo monto asciende a unos 17 millones.

El financiamiento otorgado por Brasil no solo sirvió para costear las obras de Odebrecht en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM) sino además para comprar ómnibus, artículos industriales y alimentos.

Publicidad
advertisement
advertisement