Una joven cubana identificada como Ana Yadira Cabañas, quien se presenta en la red social de Facebook como músico graduada en el Conservatorio Amadeo Roldán, denunció en su perfil haber […]

Una joven cubana identificada como Ana Yadira Cabañas, quien se presenta en la red social de Facebook como músico graduada en el Conservatorio Amadeo Roldán, denunció en su perfil haber sido víctima de racismo en el Hotel Parque Central.

Cabañas contó que entró sin problemas a la instalación, pero todo comenzó a complicarse cuando quiso subir a la terraza del lugar, pues un custodio se acercó a ella y en mala forma le dijo que no podía acceder a esa parte porque era cubana.

“Ayer martes 6 de agosto fui a ver a las chicas de Mulatas Son a la terraza Mirabana (la ampliación del clásico Hotel Parque Central) lugar donde me trataron súper bien y no tengo queja ninguna. El problema fue cuando quise subir a la tal terraza. En cuanto puse un pie dentro del lobby me abordó un custodio con una forma no correcta para preguntarme para donde iba solo por ser cubana. Según la forma que el tal custodio me trató parece que me iba a robar algo del local o simplemente no tenía dinero suficiente como para entrar a un lugar como ese”, escribió.

Según la artista, cuando salió del lugar se dirigió nuevamente al custodio para hablarle, pero el hombre le dijo que él era el secretario del partido y que ese era un lugar cinco estrellas, por lo tanto, tenía derecho de admisión.

Publicidad

LEAN HASTA EL FIN…Quienes siguen mis publicaciones saben que si estoy publicando algo como esto es porque me "…

Posted by Ana Yadira Cabañas on Tuesday, August 6, 2019

Luego de eso pidió ver a su superior, pero se encontró con otro funcionario que la trató mucho peor que el anterior y se negó incluso a tomar su queja, pues le dijo que el custodio tenía razón.

“A la salida yo lo quise abordar para tratar de darle una lección y la repuesta de él fue que él era el secretario del partido del hotel y que esa era una institución 5 estrellas que se reservaba el derecho de admisión (que por lo cual él podía decidir quién entraba y quién no). Pedí para hablar con su superior y fue peor el remedio que la enfermedad pues aquel compañero fue más déspota y más grosero que el tal custodio”, relató.

Esperamos ver dos cosas: una, principal, la denuncia que ante la Fiscalía interponga Ana Yadira Cabañas contra el custodio del Hotel Parque Central. Dos, que Trabajadores y Cubadebate, también se hagan eco de esta denuncia. La soga no puede reventarse siempre con los “privados”. El Estado y los organismos estatales también deben ser objeto de escrutinio público.

Publicidad
advertisement
advertisement