Los fabricantes de armas indonesios niegan haber suministrado armas a Myanmar tras el golpe

Jacarta. La empresa de defensa estatal DEFEND ID negó el miércoles las acusaciones de que sus empresas estuvieran suministrando armas a Myanmar.

El fabricante de armas Pindad, el fabricante de aviones Dirgantara Indonesia y el constructor naval PAL, todos parte de DEFEND ID, aparecieron recientemente en los titulares después de que activistas los acusaran de vender armas a la junta de Myanmar.

En un comunicado de prensa, DEFEND ID dijo que respeta la Resolución 75/287 de la ONU, que llamó a todos los estados miembros de la ONU a impedir el flujo de armas a Myanmar. La empresa afirmó que las últimas exportaciones de Pindad a Myanmar se remontan a 2016, años antes de que comenzara el golpe. Estas exportaciones también tenían como objetivo preparar a Myanmar para la competición anual de tiro con arco entre miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

«Pindad no exporta equipos de defensa y seguridad a Myanmar, especialmente desde que el Consejo de Seguridad de la ONU hizo un llamamiento en febrero de 2021», dice el comunicado de prensa.

«[Pindad] En 2016 se exportó munición con especificaciones deportivas. En ese momento, Myanmar participaba en la Reunión sobre Rifles de la ASEAN.

DEFEND ID también dijo que Dirgantara Indonesia y PAL no tienen ningún acuerdo de armas con Myanmar.

Reuters informó recientemente que activistas habían presentado una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de Indonesia, alegando que Pindad, Dirgantara Indonesia y PAL habían estado vendiendo equipos a Myanmar desde el golpe. Las transacciones supuestamente se realizaron a través de una empresa de Myanmar llamada True North, que, según dijeron, era propiedad del «hijo de un ministro del gobierno militar».

READ  Filipinas se suma a la Blue Carbon Action Partnership para fortalecer los ecosistemas costeros

Los activistas en cuestión son las organizaciones birmanas Chin Human Rights y Myanmar Accountability Project, así como el ex abogado y defensor de derechos humanos indonesio Marzuki Darusman.

Indonesia, junto con otros estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), busca alcanzar una solución pacífica al golpe de estado en Myanmar.

En la reciente cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) celebrada en Yakarta, el bloque del Sudeste Asiático acordó adherirse al llamado «consenso de cinco puntos» como principal referencia para abordar la crisis de Myanmar. Este plan de paz exige un cese inmediato de la violencia y un diálogo constructivo entre todas las partes interesadas. Indonesia, como presidenta de la ASEAN, dijo que se estaba acercando a todas las partes interesadas, incluida la junta de Myanmar que tomó el poder en febrero de 2021.

Según datos de la organización de derechos humanos Asociación de Asistencia a Presos Políticos, el número de muertos como consecuencia del golpe del 1 de febrero ascendía a 4.139 personas hasta el martes.

Etiquetas: Palabras clave:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *