Extrañas y hermosas auroras pueden brillar en planetas que orbitan púlsares: ScienceAlert

En los últimos meses hemos podido disfrutar de increíbles exhibiciones de auroras. Las luces opacas son causadas por partículas cargadas del Sol que se precipitan a través del espacio y, al llegar, hacen que el gas en la atmósfera brille.

Los investigadores creen ahora que incluso en los exoplanetas que rodean a los púlsares sólo se pueden encontrar auroras, e incluso pueden ser detectables.

Los púlsares son restos de estrellas extremadamente masivas que han llegado al final de sus vidas. Durante la mayor parte de la vida de una estrella, crea elementos cada vez más pesados ​​en su núcleo, y la fuerza exterior de la presión termonuclear contrarresta la fuerza de gravedad.

A medida que la estrella evoluciona, la gravedad finalmente gana, la estrella explota y la onda de choque hace que se rompa en pedazos… casi. Todo lo que queda es un neutrón gigante que gira rápidamente y que libera un pulso de radiación y, a medida que gira, un haz de radiación se lanza a través del espacio y lo llamamos púlsares.

Los primeros exoplanetas descubiertos se encontraron alrededor de púlsares. Al estudiar los pulsos de radiación de la estrella anfitriona, los astrónomos han descubierto sutiles irregularidades en su ritmo similar al de un reloj. el caso; Planetas que orbitan alrededor de un púlsar.

En una hoja nueva Publicado el 7 de diciembre por un equipo de científicos suizos, los exoplanetas alrededor de púlsares pueden experimentar auroras simulando su entorno magnético.

La mayoría de los púlsares viajan por el espacio sin compañeros, pero se cree que un pequeño porcentaje, hasta el 0,5%, tiene compañeros planetarios. El artículo analiza los intentos de simular las interacciones magnéticas de los púlsares y sus planetas para estimar la cantidad de radiación electromagnética emitida.

READ  Las galaxias de anillos polares son extrañas y raras: los astrónomos acaban de encontrar dos más

Las simulaciones se centraron en púlsares de milisegundos y los planetas circundantes y consideraron las posibles consecuencias de la detección de planetas mediante emisión de radio.

Se estudiaron dos planetas candidatos sin campo magnético propio, aquellos con superficies conductoras y aquellos con superficies no cargadas eléctricamente. La densidad de flujo de radio (el flujo de energía entrante o saliente, medido en unidades Janski) oscila entre 0,1 mJ y 30 mJ (mil Janski). La frecuencia que encontró el equipo sería mayor que el nivel que podría ser absorbido por el plasma pero menor que el nivel que sería bloqueado por la ionosfera.

La conclusión fue positiva: a partir de las simulaciones que mostró el equipo, los planetas que orbitan alrededor de púlsares de milisegundos ciertamente podrían verse utilizando la tecnología actual de radiotelescopios.

LOFAR (Low Frequency Array) o futuros desarrollos de SKA (Square Kilometer Array) son ciertamente capaces de obtener una sensibilidad mínima de alrededor de 0,1 mJ y 0,001 mJ respectivamente. También es posible que también se pueda detectar cualquier resplandor en el sistema.

Este artículo fue publicado originalmente por El universo hoy. Leer el Artículo original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *