El grupo español de moda y belleza Puig se prepara para salir a bolsa

El Grupo Puig es propietario de las marcas Paco Rabanne, Nina Ricci, Charlotte Tilbury y Carolina Herrera, y también posee una participación mayoritaria en Jean Paul Gaultier. Fotografía: François Gillot/AFP/Archivo
Fuente: Agencia France-Presse

Las marcas icónicas Nina Ricci, Paco Rabanne y Jean-Paul Gaultier hicieron su debut en el mercado el viernes cuando el grupo español de moda y belleza Puig comenzó a cotizar en la Bolsa de Madrid.

Para el grupo familiar Bouygues, que se ha expandido rápidamente al sector de los artículos de lujo, salir a bolsa es un gran paso que le permitirá competir con gigantes del sector como Estée Lauder, Hermès, Kering y LVMH.

El presidente y director ejecutivo, Marc Puig, dijo el mes pasado que la medida «representa un paso decisivo en los 110 años de historia de Puig», destacando el «enfoque a largo plazo» de la empresa.

Fundado en Barcelona en 1914 por el empresario Antonio Puig Castillo, el grupo ha ido creciendo a lo largo de los años hasta convertirse en un peso pesado en los sectores de la cosmética, las fragancias y la moda, reforzando su posición en los últimos años con una serie de adquisiciones de prestigio.

Leer también

Los beneficios del fabricante de medicamentos para adelgazar Novo Nordisk siguieron aumentando

Entre sus marcas se encuentran Paco Rabanne, Nina Ricci, Charlotte Tilbury, Carolina Herrera y Dries Van Noten. También posee una participación mayoritaria en Jean Paul Gaultier y tiene acuerdos de licencia con Prada, Christian Louboutin y Comme des Garçons.

Negocio familiar

El grupo con sede en Barcelona, ​​especializado en perfumes y cosméticos, entra al mercado el viernes con una guía de precio de apertura de 24,50 euros (unos 26 dólares) por acción.

Los analistas afirman que se trata de la mayor oferta pública inicial de acciones realizada en España este año y una de las mayores de Europa.

El precio confiere al grupo un valor de mercado de unos 14.000 millones de euros, lo que le permitirá entrar en el Ibex 35 de Madrid, que incluye a las 35 mayores empresas de España.

La oferta se llevará a cabo en dos fases, la primera de las cuales busca recaudar un importe inicial de 1.250 millones de euros a través de acciones de nueva emisión.

Leer también

El gigante europeo de satélites SES ha comprado a su rival estadounidense Intelsat

Luego realizará una “oferta secundaria más amplia” de acciones existentes en poder de su holding Exea para recaudar aproximadamente 1.360 millones de euros.

Esto podría complementarse con la venta de acciones asignadas a inversores específicos por otros 390 millones de euros, lo que permitiría al grupo recaudar alrededor de 3.000 millones de euros.

A pesar de la medida, la familia Puig dijo que conservaría una participación mayoritaria en la empresa con el 71,7 por ciento de las acciones, junto con la «gran mayoría de los derechos de voto» (92,5 por ciento) dentro del consejo de administración.

«Mayor apalancamiento financiero»

El propio Puig planteó por primera vez la idea de una IPO en una entrevista con el Financial Times en octubre de 2023, donde dijo que ser responsable ante el mercado aportaría “disciplina” que evitaría cualquier problema a la hora de pasar el testigo. Generación a generación.

READ  La mitad de las empresas creadas en España en 2021 fueron comerciales, de hostelería o de construcción - CVBJ

«A veces las empresas familiares pueden perder su posición en el mercado. Pueden empezar a morir lentamente y nadie dentro de la empresa se da cuenta», dijo al periódico. «Si eres responsable (ante los inversores), estas cosas se pueden notar».

Leer también

El director ejecutivo de Microsoft se compromete a invertir 1.700 millones de dólares en inteligencia artificial y nube en Indonesia

Según Javier Cabrera, analista de XTB, la salida a Bolsa permitirá al grupo generar «un mayor apalancamiento financiero» aprovechando la «dinámica positiva del mercado de valores» en el sector de los artículos de lujo y la moda.

Los productos de lujo están disfrutando de un momento de auge y los pesos pesados ​​del sector registraron ventas récord en 2023, a pesar de una desaceleración después de dos años de crecimiento de dos dígitos.

El año pasado, Puig logró unas ventas de 4.300 millones de euros, un 19 por ciento más que en 2022, y generó un beneficio neto de 465 millones de euros, un 16 por ciento más interanual.

Este crecimiento podría acelerarse gracias a la estrategia de adquisiciones de Puig, que en los últimos años ha supuesto un «alto nivel de crecimiento» y una «buena diversificación de los ingresos, tanto geográficamente como por líneas de negocio», afirmó Cabrera.

También destacó la fuerte actuación del grupo en China, un importante consumidor de artículos de lujo.

Fuente: Agencia France-Presse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *