El café descafeinado facilita la abstinencia de cafeína: estudio de la Universidad de Sydney

Un estudio de la Universidad de Sydney reveló que el café descafeinado puede aliviar los síntomas de abstinencia de cafeína

Un estudio realizado por la Universidad de Sydney ha revelado una posible solución para los grandes consumidores de café que sufren síntomas de abstinencia de cafeína. Las investigaciones sugieren que beber café descafeinado puede aliviar temporalmente estos síntomas, incluso cuando las personas se dan cuenta de que están consumiendo café descafeinado. Este interesante fenómeno, conocido como «Efecto placebo abierto»Podría allanar el camino para un nuevo enfoque para reducir o dejar de consumir café.

Café descafeinado: Ayuda temporal por abstinencia de café

El estudio incluyó a 61 participantes que se abstuvieron de consumir cafeína durante 24 horas y registró una reducción de síntomas como dolor de cabeza, fatiga, irritabilidad y malestar estomacal entre aquellos que posteriormente bebieron café descafeinado. Sorprendentemente, esto sucedió incluso cuando los participantes sabían que estaban bebiendo descafeinado. El investigador principal del estudio planteó la hipótesis de que el ritual diario de beber café, junto con estímulos asociados como el gusto y el olfato, podría hacer que el cuerpo respondiera como si estuviera recibiendo cafeína.

«Efecto placebo de etiqueta abierta»

Los resultados indican lo que se conoce como «Efecto placebo abierto». Este término se refiere a una situación en la que un placebo (una sustancia que no tiene ningún efecto terapéutico) produce un resultado beneficioso simplemente porque una persona cree que es eficaz. En este caso, simplemente beber café descafeinado, que no contiene cafeína, parece engañar al cuerpo haciéndole creer que está recibiendo su dosis habitual de cafeína, aliviando así los síntomas de abstinencia.

READ  El telescopio web gigante de la NASA pasa una prueba importante antes del lanzamiento

El consumo de café: un arma de doble filo

Si bien los hallazgos ofrecen una ayuda potencial para quienes intentan reducir o suspender el consumo de café, los expertos aún advierten contra el consumo excesivo de cafeína. Independientemente de los beneficios, el consumo excesivo puede provocar efectos negativos para la salud, como ansiedad, presión arterial alta, palpitaciones del corazón y alteraciones del sueño. Además, el consumo excesivo de café se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, especialmente en personas con presión arterial alta grave. Como ocurre con la mayoría de las cosas, la moderación es clave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *