advertisement

A pesar de las marcadas distancias en el terreno político entre Cuba y los Estados Unidos, las colaboraciones médicas se empeñan en persistir y permanecer unidos en el área de […]

A pesar de las marcadas distancias en el terreno político entre Cuba y los Estados Unidos, las colaboraciones médicas se empeñan en persistir y permanecer unidos en el área de investigación científica. El CIMAvax-EGF, medicamento que promoverá la eficacia de un tratamiento cubano contra el cáncer de pulmón, es el primogénito de la primera empresa mixta entre ambos países, de cuyos frutos también se beneficiarán los pacientes de la nación norteña.

El novedoso medicamento, a pesar de aún encontrarse en fase experimental,  ha sido catalogado como milagroso en varios sitios de Internet e incluso llegó a nombrarse como ” la vacuna contra el cáncer de pulmón” por Jean-Luc Mélenchon, líder del partido de izquierda radical Francia Insumisa.

Con la soga al cuello pasa Cuba a la segunda ronda del Panamericano de Béisbol Sub-23

En términos médicos la realidad es un tanto más compleja: el CIMAvax-EGF más que una vacuna, es catalogado  por Orestes Santos, uno investigador del Centro de Inmunología Molecular de La Habana, como parte de un proceso de “inmunoterapia activa”, el cual actúa sobre la proteína del factor de crecimiento epidérmico.

“El tumor del cáncer de pulmón necesita el EGF para su crecimiento y proliferación, y lo que hicimos en nuestro centro fue desarrollar un producto que genera anticuerpos contra esa proteína”, añade Santos.

Publicidad

La idea es crear una empresa mixta entre ambas naciones surge en el marco de la política de deshielo iniciada por el expresidente Barack Obama y a pesar de que luego las relaciones se volvieran a tensar el proyecto siguió Adelante hasta que ahora sus instalaciones serán emplazadas en la zona franca del Mega puerto del Mariel, a unos 45 km al oeste de la capital cubana.

“La empresa cubano-norteamericana tiene como intención financiar el desarrollo (del tratamiento), y hacer nuevos ensayos clínicos más complejos, más grandes, en el territorio norteamericano”, indica Kalet León, vicedirector del centro cubano.

Administrado mediante una inyección mensual, hoy más de 5000 pacientes de todas las latitudes utilizan la inmunoterapia activa con el CIMAvax.

Publicidad
advertisement
advertisement