Breiner David Cucuñame: Asesinado a tiros en Colombia activista ambiental de 14 años | Estados Unidos

David Kugnem, un activista ambiental de 14 años asesinado en Colombia.Parques Nacionales Naturales de Colombia

El asesinato de líderes comunitarios, especialmente activistas ambientales, continúa sin cesar en Colombia. David Kugnem, un ex patrullero de 14 años de la Guardia Indígena o Guardia Indígena, una organización formada por hombres, mujeres y niños que intentan proteger las comunidades tribales y la tierra, fue asesinado.

Aunque oficialmente no se ha confirmado el motivo de su asesinato, podría considerarse la primera víctima de la violencia contra activistas ambientales en 2022 en Colombia, el lugar más peligroso del mundo para los activistas ambientales. Su muerte en el conflicto de Colombia, la facción Kaká, ha sacudido al país y arroja luz sobre la difícil situación de los jóvenes activistas tribales en las comunidades atrapadas en el fuego cruzado de los grupos armados ilegales.

En una foto utilizada por los parques nacionales del Servicio de Columbia para llorar la muerte de Kugunem, su guardia tribal ve a un hombre de 14 años con un traje verde, un símbolo de poder en el grupo, con su personal. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia condenó el ataque del 14 de enero a un guardia domiciliario y el asesinato de otro hombre en la zona de Buenos Aires.

Los funcionarios del interior culparon del ataque a un grupo de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se disolvieron hace cinco años luego de un acuerdo de paz con el gobierno. En repudio al asesinato de Kugunem, el Consejo Regional Indígena de Kaká (CRIC) calificó al joven de 14 años como un «guardián de la Madre Tierra» y un «niño protector de la vida» que deseaba mejorar la comunidad tribal de la NASA. A través de «acción colectiva y grandes sueños».

READ  El estudio español muestra el efecto de la edad actual en los nadadores más jóvenes

El presidente colombiano, Evan Duque, también expresó sus condolencias. “La muerte del joven cervecero David Kugunem, protector de la protección del medio ambiente en su comunidad de Kaká, nos llena de tragedia”, escribió en un mensaje en las redes sociales, convocando a una audiencia pública para esclarecer lo ocurrido.

El ataque tuvo lugar en una zona rural al norte de Kaká el 14 de enero, cuando guardias locales intentaron proteger la zona tras recibir información de que había guardias armados. Cuando llegaron a la zona, los manifestantes abrieron fuego contra un guardia local y una comunidad, según la Asociación de Reservas Indígenas de Kaka del Norte (ACIN). Durante el tiroteo resultó muerto Guillermo Sigem, miembro del Comité de Seguridad de la Guardia Indígena, mientras que Fabián Kamayo, líder del grupo, resultó herido. Los disparos continuaron y poco después el joven Kugunem -que llegó con su padre tras una larga jornada de trabajo, según testigos- fue asesinado a tiros.

Estamos profundamente entristecidos por la muerte de David Kugunem, un joven criador de protección ambiental en su comunidad en Kaká.

presidente colombiano Evan Duc

Los guardias tribales suelen estar formados por hombres y mujeres desarmados que llevan un bastón para simbolizar su autoridad. En otras ocasiones, los grupos armados los respetaban. Sin embargo, en medio de un artículo cada vez mayor que describe la crisis de seguridad en Colombia, tanto los gobernadores nativos como los miembros de la Guardia Nacional fueron asesinados, y sus nombres se agregaron a una larga lista de líderes comunitarios asesinados. Según la Oficina de Coordinación de los Derechos Humanos de la ONU, al menos 78 defensores de los derechos humanos fueron asesinados en 2021, con el número más alto registrado en Gaga. El número de fiscales que registraron 145 muertes el año pasado es aún mayor.

READ  La finca de $ 6 millones en la región vinícola española puede ser su terreno de juego

El norte y el sur de Kaká, donde vive la mayor parte de la comunidad de la NASA, limita con el valle de Kaká y es una ruta para que los narcotraficantes introduzcan sus productos de contrabando en el Pacífico. Ha convertido el área en un basurero con grupos ilegales, incluidos manifestantes de las FARC y el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN), que operan en colaboración con organizaciones narcotraficantes. También se han reportado carteles mexicanos allí.

Nombrada la nación más peligrosa del mundo para los activistas ambientales durante dos años consecutivos por la ONG de derechos humanos Global Witness, la amenaza para proteger el medio ambiente en Colombia se suma al legado mortal del narcotráfico y el conflicto armado. De los 227 asesinatos de ambientalistas registrados en todo el mundo en 2020, 65 ocurrieron en el país sudamericano. Dentro de ella Informe reciente de 2021, Global Witness advierte que las comunidades indígenas son más vulnerables a la violencia.

Los jóvenes en Colombia también están involucrados en los tiroteos. El incidente en el que murió una niña de 10 años el fin de semana pasado conmocionó a todo el país. Valeria Murillo murió el domingo a causa de una bala perdida que atravesó la pared de madera de su casa en el municipio de Medo San Juan, ubicado en el departamento de Soko en la frontera del Pacífico. Se había estado escondiendo adentro con su madre después de que miembros de una banda de narcotraficantes del Clan del Golfo abrieran fuego indiscriminadamente en el área.

En un comunicado en Twitter condenando el ataque a la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia dijo: “Instamos al público, especialmente a los niños, las mujeres y los jóvenes, a respetar sus vidas y ser solidarios.

READ  Doil de sangre español: Pisto Manzeko | Comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.