Tribus colombianas molestas por el derretimiento de los glaciares de las montañas sagradas

Este artículo fue revisado por pares por Science X. Proceso editorial
Y principios.
Compiladores Destacaron los siguientes atributos al tiempo que garantizaron la autenticidad del contenido:

Hecho verificado

agencia de noticias famosa

Verificación

Los habitantes de Sierra Nevada creen que es el centro del universo, sus ríos, piedras y plantas son parte de un ser vivo, y consideran que su tarea es preservar su equilibrio.

× cerca

Los habitantes de Sierra Nevada creen que es el centro del universo, sus ríos, piedras y plantas son parte de un ser vivo, y consideran que su tarea es preservar su equilibrio.

Bajo la sombra de un árbol sagrado, entre los picos nevados de la Sierra Nevada de Colombia, los sabios indígenas mastican hojas de cacao mientras consideran las amenazas a su hogar.

«Como resultado de las acciones del hombre, poco a poco se está calentando, más cada año», dijo una persona a la multitud de decenas de miembros de tribus de diferentes comunidades en el idioma Aiku, según un intérprete.

Los habitantes de la cordillera de Sierra Nevada, al norte de Colombia, creen que es el centro del universo, que sus ríos, piedras y plantas son parte de un solo ser. Consideran que su trabajo es preservar su equilibrio.

En 2022, la UNESCO reconoció los conocimientos ancestrales de los cuatro grupos indígenas de la región como parte del patrimonio cultural inmaterial del mundo y esenciales para el cuidado de «la Madre Naturaleza, la humanidad y el planeta».

Pero aquí, en la cadena montañosa costera más alta de la Tierra, a 5.775 metros (19.000 pies) sobre el nivel del mar, la armonía natural que aprecian se está viendo alterada a medida que olas de calor récord derriten los picos de los glaciares y destruyen sus cultivos.

En una forma de meditación activa, los líderes espirituales arhuacos, o «mamos», se llevan un palo de madera a la boca, lo retiran y lo frotan alrededor de una calabaza, transfiriendo sus pensamientos a la fruta hueca.

Saidin Atti Rosato, jefe de Nabucimac, una ciudad de 8.000 habitantes, dijo que hacía mucho frío antes de que plantaran el café, los plátanos y la mandioca que ahora cultivan.

× cerca

Saidin Atti Rosato, jefe de Nabucimac, una ciudad de 8.000 habitantes, dijo que hacía mucho frío antes de que plantaran el café, los plátanos y la mandioca que ahora cultivan.

«Hemos venido aquí para vivir en paz y armonía. Creer lo contrario conduce al calentamiento global», dice un líder tribal.

«El hombre se cree demasiado inteligente para acabar con sus propios inventos.»

Según datos oficiales, de los 14 glaciares tropicales que existían en Colombia a principios del siglo XX solo quedan seis.

La superficie glaciar de Sierra Nevada se ha reducido de 82 kilómetros cuadrados (32 millas cuadradas) a mediados del siglo XIX a sólo 5,3 kilómetros en 2022, según la Agencia Meteorológica estatal.

Los glaciares están «desapareciendo»

Los Arhuaco viven en la Sierra Nevada con los pueblos Canguamo, Cogui y Viva, que son comunidades distintas pero relacionadas.

Visten túnicas blancas y sombreros de paja blanca tejidos a mano. Mientras se saludan, intercambian puñados de hojas de cacao masticadas con lima y tostadas, liberando alcaloides estimulantes.

En una forma de meditación activa, los líderes espirituales 'mamos' de Arhuaco quitan un palo de madera y lo frotan alrededor de una calabaza antes de llevárselo a la boca, transfiriendo sus pensamientos a la fruta hueca.

× cerca

En una forma de meditación activa, los líderes espirituales 'mamos' de Arhuaco quitan un palo de madera y lo frotan alrededor de una calabaza antes de llevárselo a la boca, transfiriendo sus pensamientos a la fruta hueca.

Sus temores sobre un clima cambiante son compartidos por Leonor Zalapata, la primera indígena en representar a Colombia en las Naciones Unidas.

«Todos los glaciares de Sierra Nevada están desapareciendo», advierte.

Saidin Atti Rosato, jefe de Nabucimac, una ciudad de 8.000 habitantes, dijo que hacía mucho frío antes de que plantaran el café, los plátanos y la mandioca que ahora cultivan.

En enero, funcionarios ambientales registraron temperaturas de 40 grados Celsius (100 grados Fahrenheit) en Santa Marta, una ciudad costera en las estribaciones de la Sierra Nevada.

Un cambio entre las heladas de la mañana y el calor de la tarde devastó los cultivos de maíz de los residentes.

Arhuaco espera que en marzo el clima mejore para sembrar frijol, repollo y maíz.

«Es una respuesta a lo que nosotros como humanos le hemos dado a la Madre Tierra», dijo Rosado, mientras tejía una bolsa a mano.

«Aquí está nuestro pasado, presente y futuro. Cuando tejo, hablo de mis hijos, creo, todo queda registrado aquí, en la bolsa», afirmó.

Si bien mantienen sus vestimentas y creencias tradicionales, los arhuacos llevan teléfonos celulares en bolsas tejidas y usan paneles solares para electrificar sus chozas de barro.

× cerca

Si bien mantienen sus vestimentas y creencias tradicionales, los arhuacos llevan teléfonos celulares en bolsas tejidas y usan paneles solares para electrificar sus chozas de barro.

'La vida es posible'

Uno de los principios de la visión del mundo de la comunidad, que creen que ayudará al mundo a enfrentar el cambio climático, es el pensamiento colectivo.

«Solo hay un hombre, solo hay una mujer. Por eso cuando a un hombre le pasa algo, esté donde esté, está conectado con todos. Y las mujeres también», explica Rosado.

«No estamos solos, no estamos separados de otros humanos, de los animales ni de cualquier otra cosa en la tierra».

Además de una profunda conexión con la naturaleza, Arhuaco también destaca la importancia del equilibrio.

Si bien mantienen sus vestimentas y creencias tradicionales, llevan teléfonos celulares en bolsas tejidas y usan paneles solares para electrificar sus chozas de barro.

Aprenden español desde pequeños y algunas familias envían a sus hijos a estudiar a universidades públicas de ciudades vecinas.

Mapa de Colombia que muestra los pueblos de Nabucimac y Pico Colón, el pico más alto del país a 5.775 metros sobre el nivel del mar en la Sierra Nevada de Santa Marta.

× cerca

Mapa de Colombia que muestra los pueblos de Nabucimac y Pico Colón, el pico más alto del país a 5.775 metros sobre el nivel del mar en la Sierra Nevada de Santa Marta.

En 2022, la UNESCO reconoció los conocimientos ancestrales de cuatro grupos indígenas que habitan en Sierra Nevada como Patrimonio Cultural Inmaterial y esenciales para el cuidado de la 'Madre Naturaleza, la Humanidad y el Planeta'.

× cerca

En 2022, la UNESCO reconoció los conocimientos ancestrales de cuatro grupos indígenas que habitan en Sierra Nevada como Patrimonio Cultural Inmaterial y esenciales para el cuidado de la 'Madre Naturaleza, la Humanidad y el Planeta'.

«Creemos que la vida es posible mientras haya un equilibrio», dijo el hijo de Jalapada, Arugin Torres.

«Por lo tanto, enfatizamos que el medio ambiente no se puede cambiar más».

Pero el cambio climático no es la única amenaza al ecosistema de Arhuaco.

Debido a su accidentada geografía y proximidad a la costa, la montaña sagrada ha sido durante décadas refugio y punto de tránsito para los narcotraficantes.

Torres también advierte sobre un aumento de la actividad paramilitar en la región a medida que las conversaciones de paz entre los grupos armados y el gobierno del presidente Gustavo Pedro fracasaron.

«Esta crisis (de violencia) está regresando. Por eso pedimos al gobierno que reanude sus conversaciones», afirmó.

READ  Anuncian la selección de Colombia para los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *