En la frontera con Colombia, familias de inmigrantes se encuentran en un peligroso sendero selvático

NECOCLÍ, Colombia – Todos los días hacen fila antes del amanecer, con pasaportes en mano. Miles de inmigrantes y sus hijos permanecen durante horas en esta ciudad costera del oeste de Colombia, esperando un asiento en un bote que lo acercará un paso más a los Estados Unidos, un camino de viaje increíblemente peligroso.

Los inmigrantes pagan el equivalente a $ 40 por bote para viajar desde Nekhole, cerca de la frontera de Panamá con Colombia, a Akani. Luego viene la parte más peligrosa del viaje a América del Norte: Darian Gorge, 60 millas de jungla ilegal y sin caminos dirigida por contrabandistas y ladrones.

Las autoridades panameñas han recuperado 50 cadáveres allí este año, pero creen que el número de muertos sigue siendo alto.

Según la Agencia de Defensa Civil de Colombia, el 90 por ciento de los aproximadamente 82.000 inmigrantes que han ingresado a la ciudad dormida desde enero de este año nacieron en Haití. Viven en habitaciones de hotel abarrotadas o en tiendas de campaña en la playa, sin baños cerca.

Udnika, de 5 años, ve a su madre lavando su ropa en un cubo con agua de mar y jabón. Están sentados bajo el sol cerca de su tienda. Tienen una familia en Orlando, Florida. “Quiero comenzar una nueva vida y buscar trabajo”, dijo su madre Desire.

El mes pasado, Estados Unidos deportó a miles de inmigrantes haitianos a Del Rio, Texas, citando el Título 42, que entró en vigor en marzo de 2020 durante las epidemias gubernamentales y está bajo la Casa Blanca de Biden.

Según Protection Civil de Columbia, 82.000 migrantes han pasado por el puerto de Negotia desde enero de este año.Erica Anglo / NBC News

Sin embargo, existe una percepción cada vez mayor entre los inmigrantes de que a los secuestradores se les puede permitir quedarse en los Estados Unidos si hacen el viaje.

READ  La carta de amenaza de muerte y las balas están a disposición del ex primer ministro español

Más de 1,000 inmigrantes llegan a Negombo todos los días, pero Panamá solo acepta 500 por día, lo que crea una barrera enorme. En Estados Unidos, los funcionarios de Seguridad Nacional esperan un aumento en la cantidad de inmigrantes que intentan cruzar la frontera de Estados Unidos en octubre.

Se cree que 20.000 inmigrantes se encuentran en la ciudad costera colombiana de Nicolae.Gabe Gutierrez / NBC News

Muchos haitianos viven en Chile y Brasil desde el terremoto de 2010. Trabajaron en esos países, muchos de ellos refugiados haitianos, hasta que el gobierno afectó las economías latinoamericanas y las autoridades comenzaron a controlar a los inmigrantes indocumentados.

Fritz Knorr sostiene en el mar a su hijo King de 6 meses, que nació en Brasil. Está previsto que se vaya en dos semanas con su esposa y su bebé. Darien no sabe que cruzar la brecha es peligroso.

Pero eso no lo detiene. “Esta no es la vida de una familia”, dijo Knorr, un trabajador de la construcción en Brasil. “Quiero ser un hombre libre. Quiero que los documentos funcionen”.

El gobierno chileno requiere que todos los inmigrantes que ingresaron al país antes de marzo de 2020 proporcionen una serie de documentos de sus países de origen, legalizando su estado, incluida la verificación de antecedentes penales. La mayoría de los haitianos dicen que tienen que ir a casa para obtener esos documentos en persona porque no están disponibles en línea en el antiguo sistema de registro del país.

Fritz Knorr tiene un hijo de 6 meses, King, que nació mientras trabajaba como obrero de la construcción en Brasil. Quiere ir a Estados Unidos para darle a su hijo una vida mejor, dijo. Erica Anglo / NBC News

Los haitianos que cruzan la frontera de Estados Unidos corren el riesgo de ser deportados a Haití. La Haitian Bridge Alliance (HBA), una organización sin fines de lucro en el sur de California, argumenta que la administración Biden ha expulsado a más haitianos que toda la presidencia de Trump.

READ  ExxonMobil gana contrato para Columbia Freaking Pilot

La Policía Metropolitana de Chile, con la ayuda de Interpol, irrumpió en una red de contrabando el 29 de septiembre para ayudar a los inmigrantes a cruzar a México y Estados Unidos. Giordano Lansarini, jefe de la Brigada de Trata de Personas de la Policía Metropolitana, dijo que el grupo había evacuado hasta ahora a más de 1.000 haitianos, muchos de los cuales viajaban solos.

“No tenemos una cifra exacta de cuántas personas ingresaron a Chile, pero sí sabemos que entre 50 o 60 personas ingresaban cada día”, dijo Lanzarini sobre los secuestradores durante una conferencia de prensa. Usando el servicio de WhatsApp, se dice que los nueve sospechosos arrestados están haciendo que los inmigrantes viajen al norte por carretera.

La ciudad se ha convertido ahora en un importante punto de referencia en la afluencia de solicitantes de asilo en el norte, ya que miles ya han sido evacuados y solo cientos pueden salir todos los días.

Seguir NBC Latin Sobre Facebook, Gorjeo Y Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *