El Museo Al-Alia muestra el rico patrimonio de Jazan

JEDDAH: El histórico distrito de Al Balad está lleno de celebraciones culturales y celebraciones tradicionales durante el Mes Santo como parte de la temporada de Ramadán del Ministerio de Cultura de Arabia Saudita.
El mes de Ramadán ocupa un lugar querido en los corazones de residentes y visitantes, ya que simboliza un período de contemplación espiritual, unión comunitaria y reuniones familiares. En el país, este mes sagrado no se trata sólo de ayuno y oración, sino que también incluye alegres celebraciones que resaltan el patrimonio único y la cálida hospitalidad de la ciudad.
Las actividades de la temporada de Ramadán, organizadas por el Ministerio de Cultura de Arabia Saudita, se extienden a lo largo de 30 áreas de activación, que incluyen restaurantes, cafeterías, puestos de comida tradicional, espectáculos tradicionales, talleres, mercados, exposiciones culturales, experiencias interactivas y un rincón exclusivo para niños.
En la entrada de Bab Al Balad, los visitantes son recibidos con un café tradicional saudí y cautivadores espectáculos de danza folclórica, acompañados de paseos en camello para los niños. Mientras recorren la zona, los visitantes pueden observar a los expertos zapateros, conocidos como kharazun, demostrando su oficio en vivo para el deleite de los espectadores.
Las calles están llenas de exhibiciones tradicionales, desde un molinero que ofrece colchas, sofás y cojines hasta un vendedor que exhibe herramientas de belleza antiguas, como kohl y derma.
Saeed Al-Ghamdi, un coleccionista de monedas que muestra sus tesoros, dijo: «Aprecio la vibrante atmósfera de Ramadán en el país, donde la comunidad se reúne para apreciar y aprender sobre la moneda».
Y agregó: “Desde hace más de 55 años me dedico a coleccionar papel y monedas. «Tengo monedas que datan de hace más de 1.500 años».
Hanan Al-Jarwani, diseñadora de arte y joyería, deslumbra a los visitantes con demostraciones de bordado en vivo y exhibiciones de su increíble trabajo.
Ibrahim Jaafar, fundador del miswak moderno, participa por primera vez en el mercado, presentando sus productos innovadores y educando a los visitantes sobre la importancia del miswak, un bastoncillo tradicional para limpiar los dientes.
«El miswak ha sido importante desde la época del profeta Mahoma. Durante el mes de Ramadán, hay una tendencia a comprar el miswak para usarlo durante el ayuno. «Presento el producto en un práctico recipiente con flujo de aire para mantener su frescura y facilidad. de reutilización, que ha sido bien recibido por la gente”, dijo Jaafar.
Hussein Al-Abdali, un experto fabricante de palillos de dientes en el país desde la década de 1960, también expresó su agradecimiento al Ministerio de Cultura por proporcionar un pabellón especial para vender palillos de dientes y crear conciencia sobre sus beneficios.
Al-Abdali dijo que los palitos de miswak se elaboran a partir de las raíces del árbol arak, que se extiende por toda Arabia Saudita, y ofrece diferentes tipos de miswak con beneficios medicinales.
Los bulliciosos bazares repartidos por toda la región ofrecen una variedad de productos, que incluyen ropa, jalabiyas, joyas, incienso, oud, perfumes, juguetes e iluminación decorativa.
Maher, fundador de Wakan Stores, dijo: “Esta es mi tercera participación en el Bazar de Ramadán en el país. Este año presento una colección única de perfumes de oud y mejorados.
Abdul Hamid Chalabi, propietario del bar Sobia, ha atraído a una multitud ruidosa a su tienda, donde elabora y sirve sobia, una bebida tradicionalmente hecha con cebada, harina, pan seco y azúcar que es especialmente popular durante el Ramadán.
Dijo: «Me esfuerzo por traer recuerdos de la sobia durante el mes de Ramadán y promoverla como una bebida saludable durante todo el año».
“Al ofrecer bebidas como tamarindo e hibisco, junto con un helado labneh único, mi objetivo es promover y desarrollar las tradiciones Hijazi y compartirlas no sólo con los locales sino también con los visitantes que vienen de diferentes partes del mundo”.
Sarah Thaqafi, fundadora del Centro de Capacitación de Arte Moderno, organizó talleres durante la temporada de Ramadán, que incluyeron varias sesiones de arte, sesiones de fabricación de velas, experimentos rápidos de alfarería y experimentos de fabricación de perfumes donde los visitantes pueden mezclar sus aromas favoritos para crear sus propios modelos en miniatura. Perfumes.
«También tenemos regalos de Ramadán y materiales de arte para niños. Esta es la primera vez que ofrecemos estos talleres durante el Ramadán. Estamos creando una experiencia única, donde en lugar de simplemente comprar artículos, animamos a los visitantes a hacer sus propios perfumes mientras compran. » ella dijo. .
Ahmed Abdo Ahwas, residente de Al-Balad durante 68 años y que ha construido muchas casas en la zona, dijo: “No hay lugar como Al-Balad en Ramadán. A todo el mundo le encanta visitar. El ambiente y la atmósfera varían durante el Ramadán. Los alimentos tradicionales como el hígado, la balila, los sándwiches y las patatas fritas tienen sabores y gustos distintos este mes. El país comienza a acoger el Ramadán mucho antes de que llegue, y cada barrio ofrece algo especial.
Hablando de las celebraciones del Eid en el país, añadió: “Las celebraciones del Eid también son especiales. Las decoraciones son únicas e incluyen una variedad de chocolates y dulces.
Farah Hassan, que desea visitar el país durante el mes de Ramadán, dijo: “Es nostálgico visitar el lugar al que solíamos venir cuando éramos pequeños. Probar bebidas tradicionales como la sobia y explorar los sabores del Ramadán del país fue una aventura culinaria. La pasión de los vendedores por su oficio era evidente en cada sorbo o bocado.
Otro visitante, Hamza Yousef, dijo: “Explorar las vibrantes celebraciones del Ramadán fue una experiencia verdaderamente inmersiva. Desde espectáculos tradicionales hasta exposiciones culturales, cada momento estuvo lleno de calidez y hospitalidad.

READ  Las relaciones de defensa entre China y Camboya levantan banderas rojas para Vietnam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *