El gobierno español quiere que el jefe del derrocamiento de Indra, sea sustituido por un hombre más cercano al PSOE

Sede de Indra

Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, principal accionista de Indra (con un 18% y dos representantes en el consejo) ha solicitado que no sea reelegido el consejero delegado del grupo, Fernando April Martorell, cuyo mandato finaliza este año. Según la prensa madrileña, propone como alternativa a Marc Mortra, un ingeniero industrial que dedicó su carrera principalmente a la administración pública. Fue Consejero Delegado de Red.es, Director del Gabinete de Ministros de Joan Clos durante su mandato como Consejero (PSOE) y Director de Educación del Ayuntamiento de Barcelona. En 2011, regresó al sector privado como Socio Director de Closa Investment Bankers.

El mercado no entendió este movimiento, lo que provocó una presión a la baja sobre el precio de la acción. Según explican los analistas de Renta IV, “Fernando April Martorell, consejero delegado del Grupo, asumió el liderazgo en 2015 y consideramos positiva su gestión”. Añaden: “Valoramos negativamente la noticia porque consideramos que: 1) bajo el liderazgo de Fernando Abril Martorell la gestión del grupo ha sido muy positiva, 2) se puede desprender de la continuidad en la gestión y 3) creemos que con un cambio de presidencia será más factible, según comentan en La prensa, que Indra adquiera ITP, un movimiento institucional que creemos puede ser valorado negativamente en el mercado. No se encontró comprador para ella. Sin embargo, el cambio de presidencia debe ser votado en la junta general de accionistas y podría enfrentar una oposición significativa ”.

Asimismo, analistas de Intermoney señalan que el presidente propuesto por la SEPI para INDRA “no es muy independiente, está demasiado politizado y tiene una trayectoria profesional menos brillante que su antecesor, factores que podrían influir en Indra”.

READ  El 25% del apoyo a la innovación en los últimos cinco años se destinó a solo 25 empresas

En el primer trimestre del Año 21, Indra registró unos ingresos de 751 millones de euros (+ 2,2% interanual), con unos ingresos de 22 millones de euros. Ha acumulado una cartera de pedidos de 5.322 millones de euros, la cifra más alta de su historia, respaldada por contratos de defensa y seguridad. La deuda (505 millones) es 2,4 veces el EBITDA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *