Víctimas del conflicto colombiano engañan a Ottoniel para deportarlo a Estados Unidos

La Corte Suprema de Colombia ordenó al presidente Iván Duke suspender la deportación del militar preso «Otoniel» a pedido de organizaciones de víctimas.

El gobierno no puede deportar a Darío Antonio Usuka luego del proceso de apelación de la orden de extradición del presidente, según lo ordenado por el consejo de estado.

La Corte de Crímenes de Guerra JEP examina actualmente el reclamo de las víctimas del conflicto, que exige el sometimiento de Ottonial a la justicia transicional.

Al excomandante de la organización paramilitar AGC le pidieron que se sometiera a la JEP, que lo protegería de la deportación.

La JEP rechazó esta solicitud, con llamamientos de organizaciones de víctimas pidiendo que Ottoniel sea procesado por crímenes de lesa humanidad en Colombia.

El exlíder de las AGC ha estado involucrado en el conflicto armado de Colombia desde 1985, inicialmente como un niño de la guerrilla y, finalmente, como líder del grupo paramilitar más grande del país.

El gobierno de Estados Unidos quiere investigar los presuntos delitos de drogas de Otoniel.


Víctimas de la guerra de Colombia chocan con el gobierno de EE.UU. por deportación


La embajada de Estados Unidos en Bogotá subrayó en febrero que «la deportación de Otoniel contribuirá a la verdad y la justicia en ambos países».

Esto es negado por las organizaciones de víctimas después de que las entregas anteriores terminaron efectivamente con la cooperación de los criminales de guerra condenados y condenados con la justicia.

La inteligencia policial de Colombia DIJIN ha estado tratando de impedir la cooperación de Otoniel con la JEP y la Comisión de la Verdad desde el arresto del caudillo en octubre del año pasado.

READ  EE.UU. y ONU darán nueva capacitación en derechos humanos a policías colombianos

Otoniel le ha dado a la JEP los nombres de varios generales militares que habrían trabajado con las AGC o su antecesora, las Fuerzas Auxiliares de las AUC.

Entre los generales se encuentra el excomandante de las Fuerzas Armadas de Colombia y el general retirado Leonardo Barrero, quien también es miembro del Partido Central Democrático de extrema derecha del Duque.

También se dice que el exlíder de las AGC entregó a la JEP una lista de empresarios y políticos que apoyaron a las AUC en la década de 1990 y principios de la de 2000.


Sector privado de Colombia privado de ganancias del crimen organizado: guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.