Tres cortometrajes españoles compiten en el Sharjah Children’s Film Festival…

Tres cortometrajes españoles han llegado al Festival Internacional de Cine para Niños y Jóvenes de Sharjah. Después de seleccionar más de 1700 películas. dos de ellos, Producidas por alumnos de quinto y sexto de primaria del colegio “Serrería” de Valencia bajo la supervisión del director de cine Javier Navarro: “No sé qué me pasa” y “Cuando nos dimos cuenta”. El tercero es “Pobre Antonio”. Fue dirigida y producida por Eudal Rojas y Mariana Ferreira junto con otros ocho becarios del Máster Stop Motion de la Escuela de Cine de Barcelona.

Estos directores se encuentran esta semana en el emirato para presentar públicamente sus trabajos y esperan hasta el viernes el fallo del jurado compuesto por personalidades destacadas del mundo del cine de varios países. El público ya ha podido disfrutar de estos cortometrajes en el Cine VOX, en el centro de Al Zahi, donde además de conferencias, encuentros y proyecciones… Tras la proyección, Atalaiyar Aproveché para hablar con ellos.

El festival se divide en ocho categorías. Javier Navarro afirma que los cortometrajes de los estudiantes valencianos compiten por «la mejor película dirigida y realizada por niños y jóvenes». Según las condiciones marcadas por el propio premio, el concurso estaba abierto a cualquier nacionalidad, con la posibilidad de ser una película en vivo, animación o corto documental.

Foto/Antonia Curtis- Javier Navarro

Navarro, cuya sensibilidad le ha llevado a dirigir cortometrajes educativos sobre valores sociales, ya había participado en este festival hace ocho años con su propuesta “Acabo de tener un sueño”, en la que profundiza en las desigualdades existentes. Una película que le dio tantas alegrías, que ganó más de 250 premios internacionales y tuvo una gran proyección, lo que también motivó que la escuela «Sereria» le propusiera también talleres educativos de cine. El resultado de estos talleres, que comenzaron en 2019, fueron cortometrajes que compitieron en Sharjah, producidos por estudiantes de entre 10 y 12 años en 2021 y 2022.

“No sé qué me pasa” cuenta una historia de cuatro minutos. La pantalla dividida muestra dos grupos de niños. En parte son alegres, juguetones, comunicativos, deportistas, y tienen una alimentación saludable…; El otro grupo, en cambio, come mal, está siempre cansado, frustrado y no se divierten entre ellos, pero con el móvil duermen poco… “Queríamos abogar por una vida sana. para “comparar y criticar los malos hábitos de los niños”, dice Javier Navarro.

READ  Vinos del 9 de noviembre para considerar beber
Foto/Antonia Curtís

El segundo cortometraje, también de cuatro minutos de duración, se centra en la educación ambiental. Los héroes se enfrentan al declive del mundo en el que viven porque no lo cuidaron mejor y se preguntan si todavía hay tiempo para retroceder el tiempo. «Los niños son muy conscientes de este problema», apunta Navarro. «El colegio sacó a relucir este tema, así que cuando rodamos, al finalizar el taller, ya habían hecho muchas actividades a lo largo del curso escolar».

Ahora toca esperar y ver si llega el premio. Aunque este director ya ha conseguido su propio triunfo. El entusiasmo con el que narra cómo los estudiantes colaboran, participan, se involucran, filman, actúan, opinan y sugieren en todas las etapas del proceso cinematográfico, en los aspectos técnicos, artísticos y de guión, es realmente un verdadero premio. «Los estudiantes comparten: ‘Estoy feliz, la pasamos muy bien'».

Foto/Antonia Curtis- Tomás Kucera, Javier Navarro y Sahar Abdullah

Ambos cortometrajes ya se han presentado en varios festivales y afortunadamente juntos han conseguido cerca de 60 premios y están a la espera de más galardones, como el que recibió el Festival de Cine de Valencia. «No sé que me pasa» se vio en festivales de Corea, Estados Unidos y Europa. “Si ganamos, el premio será para la escuela, para que puedan seguir haciendo películas”, afirma Javier Navarro que, aunque la posibilidad siempre está, no duda en elogiar el alto nivel de sus competidores, con cortometrajes y muy diversos. Película (s. Películas divertidas, entretenidas y que transmiten muchos mensajes sociales. Y hablamos de “Remembering” del joven director Dylan Scott, del Reino Unido, cuya edad ya demuestra una profundidad y un profesionalismo de otro mundo.

“Young Confinement Day” (Taiwán), “Carrot” (Bélgica), “Conscience” (Arabia Saudita), “From the Other Angle” (EAU), “Insomnia” (Reino Unido); “A Little Doll in the Gap” (Taiwán) y “The Girl” (EE.UU.) son el resto de cortometrajes de esta categoría.

En esta ocasión, el jurado está formado por 20 jóvenes directores emiratíes prometedores que participan por primera vez en el festival.

Foto/Antonia Curtis- «Cuántas personas están ahí»

«Pobre Antonio»

Pobre Antonio, héroe de otro cortometraje español, llegó a Sharjah metido en una caja, aunque protegido con algodón.

Bubre Antonio nació en plena pandemia. Eudal Rojas, que escribió el guión junto a otro compañero, nos lo cuenta. Añade que la inspiración surgió de las cintas transportadoras de algunos restaurantes japoneses. “Nació del deseo de explorar, como un desafío, pero también del deseo de buscar algo diferente, con un enfoque diferente, después de ver otras historias profundas y dramáticas en otros festivales”, dice Eudald Rojas.

Con esta idea comenzaron a dibujar, diseñar y crear el personaje principal, obra de un grupo de compañeros que en ese momento estudiaban un máster en stop motion en la Escuela de Cine de Barcelona. Buscaban un personaje típico tradicional, “simpsom a la española”, dice Udald entre risas, y muchos de los bocetos se hicieron, al principio, sobre muñecos sin rostro, hasta que el rostro surgió en pruebas de tamaño.

El bar de inspiración se convierte en el bar de reciclaje de la fábrica donde Antonio trabaja por las noches; Pasa el día en casa, con los muebles, la comida, las vacaciones, la tele… que le imponen. Y así la vida pasa, envuelta en su rutina. Hasta que una noche… decidió cambiar. Al final, su familia lo abandonó. ¿Para siempre? ¿Para mal?

Mariana Ferreira, que regresó a su Portugal natal después de obtener su maestría, dice que lo que quieren transmitir a través de este corto de animación es que cada persona debe tomar conciencia de su propia vida, no permanecer pasiva ante lo que está sucediendo y cambiar lo que no quieren cambiar, para encontrar lo que les gusta. “Actúa, incluso si las cosas no salen como pensabas”, añade Eudald Rojas. Por eso también dejan el final abierto al pensamiento de cada espectador, para que vea que pase lo que pase, lo importante es la decisión a tomar.

«Pobre Antonio»

Este cortometraje, nos cuentan los directores, llega a Emiratos Árabes Unidos después de exhibirse en otros países y ganar varios premios. Fue precisamente en Lisboa donde les dijeron que podría introducirse en Sharjah. Está dicho y hecho. Llegó el fin de semana, pero Mariana concedió esta entrevista a pocas horas de aterrizar. Dicen: «Estamos felices, muy felices».

READ  Demi Lovato revela por qué usó el pronombre backflip, dice que usar los pronombres 'ellos/ellos' fue 'agotador'

Tienen toda la razón para estarlo. No sólo por ser elegidos y por estar en Sharjah, “estamos aquí, sino que fue un trabajo muy colaborativo, grupal en todos los procesos”, enfatizaron, sino también por la aceptación del “Pobre Antonio” y fue entre las mujeres jóvenes. La muñeca ha pasado de mano en mano, ha sido fotografiada y despertado más de una curiosidad. Por eso no quieren olvidar al resto de compañeros que participaron de este sueño: Elisa Albanelli, Guillem Ignasi Bauza, María Beltrán, Michele Blix, Lucía G. Rico, Natalia Rivas, Valeria Salinas y Chixita Tasca.

En el acto de inauguración, la directora de la Décima Sesión del Festival Internacional de Cine para Niños y Jóvenes, Sheikha Jawaher bin Abdullah Al Qasimi, destacó la importancia del cine para que estas generaciones vean que hay otras culturas, otras religiones y otros orígenes. Y promover la paz y la tolerancia, que es fundamental, dice Udal Rojas, porque no sólo aprenden, “es mutuo, también aprendemos de los demás participantes, de todos los cortometrajes proyectados y de las reacciones del público”, énfasis común . Por Mariana Ferreira.

Foto/Antonia Curtís

Al igual que Javier Navarro, ahora esperan el fallo del jurado en la categoría “Mejor película dirigida por estudiantes universitarios”, compuesto por Abdul Rahman Al-Ghannam, académico y profesor de la Universidad Rey Faisal de Arabia Saudita, y Geza M. Toth. . , director de cine húngaro, profesor universitario y fundador del estudio de animación KEDD. El cortometraje español compite con otras 18 historias originales, en su mayoría procedentes de Francia, pero también de Bélgica, Emiratos Árabes, Siria, República Checa y Uzbekistán.

La suerte ya está echada. Ganen o pierdan, ya se han ganado su recompensa al estar presentes y disfrutar del Festival de Sharjah.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *