Título del concurso malagueño «La Casa» dividido por Helmer Alex Montoya

Una infinidad de emociones chocan cuando hermanos separados se unen para descargar el peso de la reciente muerte de su padre en el tercer largometraje del director español Alex Montoya, «La Casa», adaptada de la novela gráfica ganadora del Premio Eisner de Paco Rocca y vendida por Latido Films.

La película, estrenada anoche, aparece en la selección oficial a competición del Festival de Málaga de este año, donde su proyecto 'Lucas' ya había arrasado en la sección Zonazine del festival en 2020, llevándose a casa los premios a Mejor Película y Actor (Jorge Mutu) y Público. Premios de premios.

Escrito por Montoya y Joana M. Ortueta, este proyecto es una reflexión agridulce sobre el arrepentimiento, el deber y los lazos que nos unen, evidenciando un viaje reflexivo a través de la conciencia colectiva cuya tarea es mientras los tres trabajan para reavivar lo que se siente como afecto mientras examinan recuerdos pesados ​​y persistentes.

“He sido un lector de cómics desde hace mucho tiempo, por eso he seguido tan de cerca el trabajo de Paco”, dijo Montoya. diverso. «La Casa me sorprendió, por su capacidad de conmover con una historia muy limpia y aparentemente sencilla. El paso del tiempo, la memoria y el legado han sido tratados mil veces en la pantalla, pero la obra de Paco lo hizo de una forma especialmente efectiva». , así que rápidamente decidí adquirir los derechos.

Producido por las productoras valencianas Raw Pictures (“Lucas”) y Nakamura Films (“Stanbrook”), este proyecto es una ejecución fiel de la descripción silenciosamente grabada de Rocca de la vida y el sofocante paso del tiempo. Colores neutros y cálidos, polvo apenas asentado y plantas marchitas completan el cuadro de una casa habitada pero abandonada. El diálogo franco y el silencio se entremezclan en la pantalla, dando como resultado una exhibición melancólica del trabajo ampliamente atractivo de Rocca.

READ  Nuevo documental explora la singularidad genética del Gicariella Mustang

«Conseguí los derechos instintivamente, pero me llevó mucho más tiempo decodificar cómo funcionaba internamente la historia para poder adaptarla. Paco nos dio mucha libertad a la hora de escribir, pero aun así le consultamos sobre los cambios en el guión». , porque para nosotros era el espectador 0, y un representante de miles de fans del cómic en todo el mundo”, admitió Montoya.

Alex Montoya

Alex Montoya
Crédito: Latido Films

«La precisión estética y tonal de la película responde a eso, para permitir a los fans del cómic entrar en nuestra película sin resistencia, dándonos cierto margen para hacer pequeños cambios en la estructura y el guión», añadió.

Llena de nostalgia, la película captura la sensación incómoda pero reconfortante de volver a casa. Cada elemento encontrado evoca un recuerdo grabado en piedra, que honra el pasado mientras permanece en el presente. Los flashbacks enmarcan hábilmente la historia y permiten vislumbrar la dinámica familiar, que se desarrolla en la pantalla como si fuera un proyector meticulosamente usado.

“Al analizar el cómic, me di cuenta de que uno de sus puntos fuertes era la yuxtaposición del tiempo real y la memoria”, dijo Montoya.

«Hice varias pruebas sobre cómo traducir esto a la pantalla, y al final me di cuenta de que no recordaba las cosas con claridad. Mis recuerdos son imágenes repentinas, mezcladas, reimaginadas, como si las hubiera visto a través de un par de viejos de binoculares, por eso decidí ponerlos en una cajita central.” Y les doy una textura similar al Super8.

La cinematografía da la sensación de una mosca en la pared. El público está posicionado para mirar más allá del follaje de las plantas del porche, las habitaciones vacías de la casa y la imagen reflejada proyectada en la pantalla negra de un televisor viejo y quemado. Cada toma crea un tono íntimo que sirve a una historia reflexiva, invitando al espectador a unirse a la afligida familia mientras analizan sus psiques.

«La estética de la película y la línea cinematográfica son muy importantes para mí. En mi opinión, es una de las formas más efectivas de incrustar la película en la mente del espectador. La especificidad del encuadre preciso en un lugar real, con luz y sonido específicos, le habla subrepticiamente a nuestro subconsciente”. En La Casa, «Fuimos muy afortunados de tener acceso a la locación en la que se basa el cómic, lo que le dio al rodaje un peso y una autenticidad que se refleja en la pantalla. «

El reparto ganador del Premio Goya incluye a David Verdaguer («Chistes y cigarrillos»), Luis Callejo («Valle de los muertos»), Oscar de la Fuente («El buen presidente»), Olivia Molina («Bajo Sospicca») y María Romanello. (“Consecuencias”), Lorena López (“Los cómplices”), Marta Bellinger (“Assamplia”), Jordi Aguilar (“The Bar”), Miguel Rilan (“Tata Mia”) y Tosca Montoya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *