Las autoridades en la Isla se encuentran investigando el asesinato y posterior descuartizamiento de Raffaele Testagrossa, un  artista italiano de 74 años que desde 1992 residía en la oriental provincial […]

Las autoridades en la Isla se encuentran investigando el asesinato y posterior descuartizamiento de Raffaele Testagrossa, un  artista italiano de 74 años que desde 1992 residía en la oriental provincial de Las Tunas.

“Yo lo conocía de vista. Los amigos de Las Tunas me dicen que sí. Todo es verdad: asesinado, descuartizado y puesto en una maleta. Uno de los culpables ya se lo llevaron, porque iba con el ciclomotor de la víctima. Parece que es un niño. No se entiende bien el porqué de tanta crueldad”, escribió en Facebook Mario Mazzola, otro italiano residente en Holguín y uno de sus grandes amigos en Cuba.

View this post on Instagram

RIP Han asesinado a un extranjero italiano en las Tunas en la noche del 16 de febrero Según los testigos y la Policía presente en el hecho su cuerpo fue descuartizado y colocado dentro de una maleta y después arrojada en un campo en las cercanías. Según los pobladores de la zona el asesinado fue cometido por una mujer de 28 años para robarle el dinero que tenía en su casa. El señor se llamaba Raffaele y habitaba hace varios años en Cuba.Mas información en próximas publicaciones #Alexanderotaola #asesinato #lastunascuba #Italia @matteosalviniofficial @ilgiornale #cuba #Mediaset #matteosalvini #notizia #pleaseshare @legaofficial @movimento5stelle @liberoquotidiano #asesinatoencuba #ASSASSINATO #italiano #italianoassassinato

A post shared by INFO Las Tunas (@infotunas) on

De acuerdo a información publicada en el blog Cubaguanaboedintorni, Testagrossa contaba con nacionalidad cubana y se encontraba establecido en las afueras de la provincia. En varias ocasiones se le escuchó apoyar la forma de vida de los cubanos y expresar al respecto que eran ricos y no lo sabían “porque en ningún lugar del mundo se podía vivir como aquí”.

“Quería conocer Cuba. Había escuchado que éste es un lugar tranquilo, libre, con una hermosa naturaleza, ciudades sin problemas de agresión, donde la gente puede caminar por la calle en cualquier momento… y decidí venir un día, hace 18 años”, expresó Testagrossa durante una entrevista concedida en 2013 a la prensa cubana.

Testagrossa contaba con nacionalidad cubana y se encontraba establecido en las afueras de la provincia

Testagrossa no pasaba desapercibido en la provincia de Las Tunas. Gracias a su trabajo como artesano del vidrio logró ganarse un lugar entre su gente e incluso llegar a presentar exposiciones en otras provincias. Sus juegos de dominó con cristales eran una de sus piezas más famosas.

Publicidad

Con una técnica en la que empleaba fragmentos de botellas para recubrir sus obras,  su arte y talento lo llevó incluso a decorar instalaciones hoteleras de la provincia.

La afición por el trabajo con el vidrio le llegó de manos de su ex esposa cubana, quien compartía su pasión por el arte y quien le inspiró a recubrir con vidrio las obras que modelaba en yeso.

En una ocasión se dispuso a cubrir su auto Dodge del 56 completamente de vidrio, algo que provocó el asombro de no pocos en su localidad pero que finalmente logró que se volviera una obra de arte.

Al lado de su Dodge-56 su pieza más conocida

Entre algunas de las incursiones que realizó Testagrossa en el sector del turismo en el país se encuentran aportes a la de decoración de las habitaciones del hotel Las Tunas, la discoteca y la barra del capitalino hotel Deaville, entre muchos otros, que realizó de manera gratuita, ya que siempre decía que esa era la forma en que tenía de “retribuir a un país que lo acogió tan cálidament”e.

Otro de los escenarios que se embellecieron con sus obras fueron Las Romerías de Mayo en Holguín y en el concurso La Práctica de Abril en la provincia de Las Tunas, un evento que le hizo merecedor de un Premio por el Trabajo presentado sobre la temática de la guerra en Irak.

Entre las obras favoritas de Testagrossa se encontraban dos cuadros de Ernesto “Che” Guevara y uno de Antonio Maceo, ambos incrustados con cristales.

En varias de las entrevista concedidas por este artista, siempre hizo alusión a que la tranquilidad de Cuba era la causante de que afloraran sus dotes artísticas.

Solo quiero estar aquí, en un país que es mucho más pobre que el mío, donde respiro paz en casa: donde otros vuelan para crear y vivir mejor”.

Lamentablemente esta paz que tanto disfrutaba le terminó costando la vida.

Entre las obras favoritas de Testagrossa se encontraban dos cuadros de Ernesto “Che” Guevara y uno de Antonio Maceo

 

Publicidad
advertisement
advertisement