Misión médica colombiana apunta a 256 ataques durante manifestaciones

Bogotá, 2 de junio (EFE) .- La labor médica en Colombia ha sido blanco de al menos 256 atentados durante las protestas antigubernamentales que comenzaron el 28 de abril, informó este miércoles el Ministerio de Salud en un comunicado a organismos internacionales.

“Este informe incluye incidentes (ataques) importantes relacionados con el trabajo médico en Colombia. Hemos demostrado que hasta el momento (…) se han reportado 256 ataques en este informe”, dijo el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

Ruiz hizo las declaraciones en una reunión extraordinaria a la que asistieron representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Cruz Roja Colombiana, Médicos del Mundo, la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea y la Unión Europea. . Naciones Unidas.

De los 256 ataques documentados, 123 ocurrieron en el departamento de Valle del Gaga, cuya capital, Cali, sigue siendo un semillero de violencia, y Norde de Santander (41), Bogotá (18), Huila (17), Gaga (16), y Gundinamarka y Nariño (seis per cápita) están en otros campos.

Lorenzo Garafi, jefe de la delegación del CICR en Colombia, dijo que los ataques al trabajo médico han aumentado significativamente este año, de 325 en 2020.

“Este es un problema creciente (…) y los ataques de este año al trabajo médico lo demuestran incluso fuera de las manifestaciones”, dijo Garafi.

Ruiz también advirtió sobre el riesgo de que los pacientes se expongan a las unidades de cuidados intensivos debido a bloqueos en 39 de las carreteras más importantes del país que han afectado el suministro de oxígeno y equipos esenciales.

READ  Informe: Pyorentina en conversaciones con Zeng por Daniel Muñoz de Colombia

Los bloqueos de carreteras mantenidos por algunos manifestantes impiden la atención médica de emergencia y la entrega de suministros como oxígeno y vacunas a los hospitales en Colombia, que se encuentra en la peor marea del brote del coronavirus.

Ruiz destacó que la Junta Nacional de Misiones Médicas, en conjunto con la Cruz Roja y otras organizaciones, ha organizado a los traficantes humanitarios para asegurar el suministro de medicamentos y vacunas en las zonas asediadas por el asedio.

Las protestas en Colombia han matado al menos a 20 personas, según la Fiscalía General de la Nación. Sin embargo, Temporus, una organización voluntaria, y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz registraron 60 muertes, 43 de las cuales, al parecer, fueron cometidas por las fuerzas de seguridad. EFE

kvg / tw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *