Las bolsas españolas alcanzan máximos de seis años: ¿mantendrá el impulso el verano?

La bolsa española ha alcanzado su punto más alto desde enero de 2018. A pesar de la volatilidad histórica del verano, los indicadores económicos positivos y las valoraciones atractivas apuntan a una posible resiliencia en el futuro.

anuncio

La bolsa española, seguida por el índice IBEX 35, subió un 5% en las dos primeras semanas de marzo, registrando un aumento del 20% respecto al año pasado. Este aumento estuvo impulsado por el excelente desempeño de las empresas líderes y la vibrante salud de la economía española.

Las empresas españolas tienen un fuerte impulso

El principal impulsor de esta última subida es Inditex, el grupo detrás de marcas de moda icónicas como Zara, Massimo Dutti, Bershka y Pull&Bear, que representa el 14% del IBEX 35. El gigante de la moda registró un beneficio neto histórico de 5.400 millones de euros en 2018. Para el año fiscal 2023, un aumento del 30,3% respecto al año anterior. El anuncio hizo que las acciones de Inditex subieran más del 7%, alcanzando máximos históricos.

El sector bancario español, que representa casi un tercio del IBEX 35, también contribuyó al impulso, con grandes actores como BBVA, Banco Sabadell y Caixabank SA viendo subir sus acciones un 25%, 21% y 19%. Año hasta la fecha, respectivamente. Este crecimiento se debe en gran medida a mayores diferenciales de intereses, debido a las mayores tasas de interés en la zona del euro.

La economía española indica expansión y métricas financieras sanas

En el frente macroeconómico, España superó a la estancada zona euro al lograr un crecimiento del 0,6% en el último trimestre de 2023. Además, España destacó con una fuerte tasa de creación de empleo en comparación con otros países europeos durante el mismo período.

En febrero, el sector privado español, incluidos los servicios y la manufactura, mostró un fuerte crecimiento. El PMI de servicios subió a 54,7, lo que indica el crecimiento más rápido en nueve meses, mientras que el PMI manufacturero subió a 51,5, la primera expansión en un año.

Las ventas minoristas experimentaron un crecimiento plano durante 14 meses consecutivos, si se miden anualmente, el desempleo cayó a sus niveles más bajos desde 2008 y la inflación anual cayó al 2,8% en febrero de 2024, el nivel más bajo en seis meses.

Estos indicadores confirman la creciente confianza en el sistema financiero español, como lo demuestra la reducción de la brecha entre las rentabilidades de los bonos españoles y alemanes. El rendimiento del bono a 10 años es sólo 78 puntos básicos superior al rendimiento del bono alemán, la brecha más pequeña desde enero de 2022 y muy por debajo de los promedios históricos.

El turismo se ha recuperado completamente de la caída de la pandemia, y el número de turistas del verano pasado igualó los niveles de 2019. Unos 20,2 millones de turistas visitaron España en julio y agosto de 2023, y esa cifra podría aumentar el próximo verano, superando potencialmente el récord establecido en 2017.

Acciones españolas: ¿vender en mayo y desaparecer?

Contrariamente a la creencia popular, los meses de verano no han sido tradicionalmente favorables para el IBEX 35, ya que históricamente el índice ha mostrado una caída de mayo a septiembre, siendo junio a menudo el mes más desafiante, con una caída promedio del 2,3% durante los últimos 33 años. observaciones.

Las acciones españolas tienden a subir después del verano, y octubre, noviembre y diciembre históricamente muestran rentabilidades mensuales positivas en promedio.

READ  Benzema es el negocio, rezuma Zidane

A pesar de estos vientos estacionales en contra, prevalece un impulso positivo y métricas de valoración atractivas: el mercado de valores español cotiza con una relación precio-beneficio (PE) de 11,5 veces, muy por debajo de la media de tres años de 18,6 veces, y una relación precio-beneficio (PE) de 11,5 veces, muy por debajo de la media de tres años de 18,6 veces. -Relación de ventas a ventas por debajo de 1, y acercándose a mínimos históricos – ofrece una narrativa contraria.

Mientras las acciones españolas navegan por esta dinámica, sólo el tiempo dirá si se podrá evitar la maldición del verano, permitiendo al IBEX 35 disfrutar de su festival actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *