Illes Balears: Más personas cobran prestaciones por desempleo (59.461) que parados registrados (35.851). Maravillas de trabajo de reparación

Una comunidad autónoma, Illes Balears, ya refleja el desfase entre el número de parados registrados y de perceptores de prestaciones que informa el diario digital Theobjective.com. Según datos de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) de diciembre de 2022, analizados por la Oficina de Estudios Sindicales (USO), en diciembre en Baleares había 59.461 beneficiarios de prestaciones mientras que 35.851 personas estaban registradas como paradas.

Según José Luis Fernández Santillana, director de Estudios de la USO, los datos publicados por el SEPE sobre perceptores de prestaciones por desempleo de Baleares muestran que los servicios públicos de empleo no tratan a las personas demandantes de empleo, parados registrados, como parados temporales, en periodos de inactividad. «entre» trabajos de temporada.

Añade que en Baleares, donde tradicionalmente, por la estacionalidad de la actividad económica, hay un gran número de trabajadores con contrato fijo no continuo, hay más perceptores de la prestación por desempleo que parados registrados. Esto lleva a Fernández Santillana a pensar que esta situación «debe hacer pensar al Gobierno para que los parados y los parados temporales demandantes de empleo sean considerados en igualdad de condiciones y tengan los medios para salir de esta indeseable situación».

La clave es que la diferencia actual entre parados formales y reales conduce a «paradojas» como las de Baleares, que pueden replicarse en otras comunidades autónomas. Fernández Santillana añade que en diciembre de 2022 se dieron de baja del sistema de la Seguridad Social unos 17.150 trabajadores ininterrumpidos, una cifra casi cinco veces superior a la del mismo mes del año anterior, sin contar los parados registrados en el SEPE.

READ  Revive un viaje histórico por España

Con todo, el año pasado -hasta la fecha de disponibilidad de los datos de las prestaciones- el importe total de estas prestaciones aumentó un 10,4% hasta los 17.218,22 millones de euros, mientras que el paro registrado descendió en el mismo porcentaje, hasta los 2,83 millones de personas al cierre del último mes del año.

Lo cierto, tal y como explican los expertos consultados, es que desde que entró en vigor la reforma laboral impulsada por la Vicepresidenta Segunda y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la realidad estadística ha cambiado y ya no es un fiel reflejo. de lo que es real. Desempleo, debido principalmente al número de trabajadores no fijos, que, durante los periodos en los que no estén al servicio de la empresa, pueden percibir la prestación por desempleo si han cotizado lo suficiente para merecer el derecho a percibirla, aunque no estén oficialmente registrados como tales. desempleados.

Lo mismo se aplica a los trabajadores en ERTE o demandantes de empleo en formación. Fernández Santillana recomienda una mayor discusión sobre cómo los trabajadores a tiempo parcial se contabilizan de manera consistente durante los períodos de inactividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *