Isla Local

Isla Local Isla Local
Fecha 15/05/2018
viviendas-arrasadas-por-irma-1-foto-oscar-salabarría - Cuba cuenta con un poco más de 3.8 millones de viviendas, de las cuales casi un 40% se encuentran en estado técnico entre regular y malo

Cuba ha terminado el año 2017 con un fondo habitacional de unos cuatro millones de viviendas, sin embargo, los especialistas opinan que necesita un millón más para satisfacer las necesidades […]

Cuba ha terminado el año 2017 con un fondo habitacional de unos cuatro millones de viviendas, sin embargo, los especialistas opinan que necesita un millón más para satisfacer las necesidades de su población.

La Habana, capital del país presenta el cuadro más desolador. Allí existen unas 700 000, pero se necesitan, al menos 200 000 mil más. Una cantidad, que todos están de acuerdo, no se podrá edificar en mucho tiempo.

Si hace diez años en la Isla se construían 50 000 viviendas anuales esta cifra ha ido cayendo de forma sostenida hasta situarse en una 20 000 en 2017. Por si esto no fuera suficiente mala noticia para los cubanos que sueñan con poseer un techo propio, la fuerza de la naturaleza también ha hecho de las suyas por empeorar la situación: sólo en septiembre del pasado año el devastador huracán Irma derribó 25 000 casas y afectó unas 160 000.

¿Los culpables?

El problema de la vivienda en Cuba es de larga data y sería injusto echarle toda la culpa a los que han gobernado la Isla en los últimos 60 años. Desde 1959 se han construido en el país más de dos millones de viviendas, pero varios factores han influido en que la demanda nunca haya sido satisfecha.

Cuba, con gran déficit de viviendas, ahora impondrá la creación de Juntas de Vecinos y reglamentos en los edificios multifamiliares

La población ha aumentado a casi el doble desde 1959 y el tamaño de las familias se ha reducido de casi cinco personas a unas tres, según los datos del último censo. Además, el mantenimiento de las viviendas existentes ha sido tan ineficiente que hoy una gran parte, sobre todo en las unidades multifamiliares, se encuentra en estado deplorable.

Las construcciones por “esfuerzo propio” no solucionarán jamás el problema de la vivienda en Cuba

Por otra parte las políticas estatales en relación a la vivienda han oscilado como un péndulo de un extremo a otro. De una situación en que el Estado era el único responsable de la solución de los problemas habitacionales de la población cubana se ha pasado a otra en que la inmensa mayoría de las personas deben resolver el problema por sí mismas… situación casi imposible en un país en que la mayor parte de los habitantes sobrevive con menos de un dólar al día.

Hoy el Estado cubano se ocupa sólo de la construcción de viviendas para los sectores “priorizados” y se concentra sobre todo en garantizar las casas de los oficiales de los organismos de seguridad.

¿Funciona el esfuerzo propio?

La construcción de viviendas por los ciudadanos particulares, que en Cuba se conoce como “esfuerzo propio” y la autorización de la compra – venta de casas ha resulto algunos problemas pero ha generado otros. Sobre todo la segunda ha beneficiado a los sectores más pudientes de la sociedad cubana y ha abierto el abismo entre los más ricos y los más pobres.

Una gran cantidad de viviendas disponibles ha sido adquirida por capital extranjero lo que ha elevado los precios en general y ha segmentado el mercado. Hoy existe una clara diferencia de precios (sin importar las cualidades de la vivienda) entre los barrios de ricos y los barrios de pobres, especialmente en las grandes ciudades del país.

Publicidad

El llamado “esfuerzo propio” por su parte puede ser una solución para las familias que viven en los pequeños asentamientos rurales; pero resulta una gran hipocresía pretender que este método pueda resolver el problema de la vivienda en las grandes ciudades cubanas (sobre todo La Habana) donde se concentran más de la mitad de las unidades habitacionales del país.

Más cuando se sabe por datos oficiales publicados por el desaparecido Instituto Nacional de la Vivienda que en 2008 el 85 % de los edificios de tres plantas o más necesitaban reparaciones en Cuba. Evidentemente la solución de este problema no puede estar en el “esfuerzo propio” de los vecinos de los edificios multifamiliares.

Este problema es mucho más serio en La Habana, donde se ubican la mayor cantidad de edificios de la República. Irónicamente, la capital del país donde se concentra el 20 % de la población de la Isla recibe apenas el 10 % de lo que se destina en el Plan Nacional de Construcción de Viviendas.

La planificación no ayuda

Por si esto no fuera ya suficientemente grave, las nuevas comunidades que se construyen en el país se ubican casi todas en la periferia de las ciudades, lo que agrava el problema de la dispersión urbana, el transporte y los servicios.

El envejecimiento del fondo habitacional en Cuba provoca frecuentes derrumbes de edificios multifamiliares en la Isla

Al final sobre el problema de la vivienda en Cuba influyen no sólo la carencia de recursos, sino también la mala planificación y la rigidez de las políticas estatales.

Después de todo, las ciudades no se reducen a una acumulación de casas. Son una estructura mucho más compleja en la que se mezclan infraestructuras, servicios, transporte y el planeamiento integral de todo el hábitat humano.

¿Será el 2018 el año del salto?

 Los más optimistas podrían esperar un cambio positivo para el 2018, pero parece difícil. La tendencia en los últimos años ha mostrado ser hacia la profundización del problema y no hacia la solución.

Parece muy complicado que en 2018 se resuelvan los problemas acumulados en tanto tiempo. No es de esperar que en sólo 365 días Vivienda pueda unificar sus innumerables resoluciones y reglamentos; que se actualicen los instrumentos jurídicos y tributarios que logren controlar el excluyente mercado inmobiliario; que se agilicen y simplifique los dilatados y agobiantes trámites de Vivienda; que se otorguen más subsidios a los necesitados; que se logre resolver la carencia de fuerza de trabajo en el sector de la construcción; y, sobre todo, que se puedan construir más viviendas y que estas sean accesibles a los cubanos de menos recursos.

Es demasiado larga la lista de problemas, que sigue y sigue, y muy corto el año 2018 para que se produzca un viraje radical del problema de la vivienda en Cuba… un problema que, hasta el momento parece no tener ninguna solución en la Isla ni en el corto, ni en el mediano, ni en el largo plazo.

advertisement
Relacionado

Detienen a un ciudadano de Ecuador en Cuba por transportar droga en su estómago y lo sentencian a 15 años en prisión (+ VIDEO)

Un joven de 21 años, de Ecuador  fue detenido en territorio cubano por transportar cápsulas de droga escondidas en su est... [ Leer más ]

Los desperdicios en las calles siguen siendo un verdadero dolor de cabeza para el Gobierno cubano

El tema de los desperdicios se ha convertido en un verdadero problema incluso para países poco consumistas como es el caso d... [ Leer más ]
Mas Compartido

A días del estreno de la nueva temporada de Caso Cerrado te damos detalles desconocido de la doctora Ana María Polo y su doloroso pasado

A pesar de que el gustado programa ¨Caso Cerrado¨ que se transmite por la cadena Telemundo es un espacio que muestra a la a... [ Leer más ]

Doctora Ana María Polo es secuestrada por uno de los litigantes mientras grababa su nueva temporada de Caso Cerrado (+ Video)

En un video que acaba de ser publicado por Telemundo, la cadena hispana que transmite el conocido show Caso Cerrado, podemos ... [ Leer más ]