Venezuela dice que dos soldados murieron por una mina terrestre cerca de la frontera con Colombia

Caracas (Reuters) – Venezuela dijo el jueves que dos de sus soldados fueron asesinados por minas terrestres que obligaron a miles de civiles a huir durante los operativos contra militantes en la frontera con Colombia.

El atacante golpeó poco después del mediodía frente a una base militar estadounidense, matando al menos a nueve personas e hiriendo a decenas más, dijeron las autoridades en un comunicado.

Las tropas despejaron nueve campamentos durante la operación, en la que se elaboraba pasta de cacao, que se utiliza para fabricar cocaína, dijo el ministerio. Nueve presuntos militantes murieron y otros 31 fueron arrestados.

Dos periodistas y dos activistas de derechos humanos fueron trasladados a una base militar el jueves por la tarde y detenidos durante 25 horas.

El Ministerio de Información no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El 22 de marzo, el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó que dos soldados habían muerto en enfrentamientos con “grupos armados desordenados” en Abou.

Las Fuerzas Armadas lanzaron un operativo la semana pasada y el ministro de Defensa, Vladimir Badrino López, dijo que, respetando los derechos humanos, el país se defendería de los grupos irregulares.

Las fuerzas de seguridad de los refugiados que huyeron del área la semana pasada incendiaron casas y mataron a civiles. Venezuela dijo que estaba investigando acusaciones de que miembros de su ejército abusaron de él.

Los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que rechazaron el acuerdo de paz de 2016 con el gobierno colombiano han dicho a los civiles que huyen a Reuters que son blanco de una acción militar.

READ  Se animó a los residentes a dirigirse hacia el oeste hacia el barco español el viernes por la mañana.

El presidente colombiano Evan Duke ha acusado al gobierno venezolano de albergar a manifestantes de las FARC y miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), lo que Caracas niega.

Los grupos de derechos humanos de los dos países pidieron el miércoles a las Naciones Unidas que nombre un enviado especial para abordar la crisis humanitaria en la región fronteriza, que ha sido un centro para el tráfico y el contrabando de drogas durante años.

(Informe de Brian Ellsworth; editado por Grand McCauley)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *