Un tribunal de paz de Colombia ha acusado a 19 militares de 300 asesinatos

Un tribunal especial de paz que investiga atrocidades durante décadas de conflicto en Colombia acusó el lunes a 19 soldados de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad por matar a 303 personas entre 2005 y 2008.

Los asesinatos son parte de lo que se conoce como «falsos positivos» en Colombia, donde los militares matan a civiles y luego los hacen pasar por guerrilleros para tratar de aumentar la efectividad de su lucha contra los rebeldes.

A cambio, los jugadores recibieron privilegios especiales, como ayuda para ascender.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) dice que ha reunido pruebas suficientes para acusar a 19 soldados, un agente de inteligencia y dos civiles por la muerte y desaparición forzada de cientos de personas en el departamento de East Kasanare.

Entre los acusados ​​figuraban un general y cinco coroneles, ya retirados.

Los jueces del tribunal dijeron que los soldados pertenecían a la Brigada XVI, que mató a «una organización criminal» y describió falsamente a los civiles como guerrilleros ya los criminales como «criminales de guerra».

Algunas víctimas son adictas al alcohol y las drogas.
A cambio de sus crímenes, los soldados exonerados recibieron «permisos, comidas especiales, programas de vacaciones, cursos de capacitación en el extranjero y reconocimiento».

De 2002 a 2008, bajo el presidente derechista de Álvaro Uribe, el ejército de Colombia llevó a cabo más de 6.400 asesinatos, según la JEP.

El acusado tendrá que aceptar o negar los cargos en las próximas semanas.

Si se declaran culpables y pagan restitución a sus víctimas, pueden evitar la cárcel. De lo contrario, 20 años de prisión está disponible.

READ  Una pareja colombiana preguntó si alguien en Boston compartiría un agradecimiento con ellos. Los vecinos de la ciudad respondieron.

La JEP se creó tras el acuerdo de paz de 2016 que puso fin a más de medio siglo de conflicto entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de Colombia.

El tribunal investiga las atrocidades cometidas por ambas partes en el conflicto.

En junio, la ex dirigencia de las FARC asumió la responsabilidad de sus acciones y se disculpó con sus víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.