Taller de explotación pagó 10 euros a los trabajadores solo por pelar y lavar 100 kilogramos de cebollas en la Costa Blanca española

Detenidos dos empresarios de Callosa de Segura por vulnerar los derechos de los trabajadores.

Los españoles tenían un almacén de verduras que pagaba salarios sorprendentemente bajos y obligaba a los trabajadores a hacer maratones de turnos diarios.

Los 16 empleados eran extranjeros, y nueve de ellos residen ilegalmente en España.

La Policía Nacional descubrió que las condiciones de trabajo estaban muy por debajo del mínimo exigido legalmente.

Se aprovechó la situación de vulnerabilidad de los trabajadores y éstos desconocían sus derechos, y ninguno de ellos tenía contrato ni seguro contra accidentes de trabajo.

A los trabajadores del almacén de Callosa se les ordenó realizar turnos diarios maratonianos de 6 a. m. a 10 p. m. sin descanso ni pausas para comer.

Su trabajo principal era pelar y limpiar cebollas y otras verduras.

Se les pagaba a prorrata.

Los jefes introdujeron una tarifa de cinco centavos por kilogramo de verduras limpias.

Esto significa que 100 kilogramos les darán a los trabajadores unos míseros 10 euros que ocuparán la mayor parte del largo turno de trabajo.

La Policía Nacional reveló que también descubrió actividad explotadora de lavado de autos en Alicante y arrestó a su dueño.

Seis trabajadores, cinco de ellos no españoles, eran obligados a trabajar todos los días de la semana y cobraban 4 € la hora.

Como no tienen contrato, si algún trabajador se enferma y no puede presentarse a un turno, no se le pagará.

Lee mas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.