En las ultimas semanas han salido a la luz en las redes sociales varias fotografías que exponen la vida de lujos y viajes de la que disfrutan los hijos y […]

En las ultimas semanas han salido a la luz en las redes sociales varias fotografías que exponen la vida de lujos y viajes de la que disfrutan los hijos y nietos de la alta cúpula militar en Cuba, todos los que de una forma u otra alardean de los privilegios conseguidos gracias a la posición que ocupan sus progenitores y que son inalcanzables para la gran mayoría de la población en la isla.

Pues el turno de hoy es para el hijo de Rubén Remigio Ferro, un nombre que quizás no resulte muy conocido, pero que desde hace más de 20 años ocupa el cargo de presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba, el que constituye la máxima autoridad judicial en la isla.

El joven, llamado igual que su padre, es graduado de la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana y en sus redes sociales presume de una vida de millonario, la cual claramente no se corresponde con la que el salario de un abogado en la isla podría ser capaz de sostener.

Publicidad

En las imágenes lo podemos ver junto a su novia, hermosa como parece ser un factor común entre estos privilegiados revolucionarios, posando en el museo del Louvre, en París; junto a uno costoso y exclusivo automóvil Bentley y hasta dándole el gusto de dar un paseo en helicóptero.

Su padre comenzó su carrera en la década de 1980 primero como abogado y luego como juez en de Pinar del Rio, llegando a ocupar la presidencia del Tribunal de esta provincia durante la primera mitad de la década de 1990. Desde el año 1998 paso a ocupar un cargo como diputado de la Asamblea Nacional del Popular y se desempeña desde ese mismo año como presidente del Tribunal Supremo.

Mas imágenes aquí

Publicidad
advertisement
advertisement