Sí, las empresas latinoamericanas confían en España

Es cierto que no todos tomaron esta decisión con total independencia y libertad. El exilio, ya sea por razones económicas o políticas, constituye una gran proporción de latinoamericanos que ya se han asimilado o están en proceso de asimilación a lo que no hace mucho llamaban la madre patria.

Sin embargo, al mismo tiempo que se produce este traslado de personas, se está produciendo una importante y pacífica invasión a España desde el otro lado del Atlántico: una invasión representada por la inversión e instalación de empresas latinoamericanas en España. Así se desprende del informe Global Latam 2024, liderado por ICEX-Invest in Spain en colaboración con la Secretaría Iberoamericana (SEGIB), que fue presentado en la sede del organismo en Madrid.

Según el informe, España es el segundo destino mundial de las empresas latinoamericanas, sólo por detrás de Estados Unidos. En 2023, hubo 2.835 millones de euros, un aumento del 138% en inversión extranjera directa (IED), tanto más importante porque esta “fuerte resiliencia” del interés de los inversores se produjo en un entorno económico complejo, caracterizado por altas tensiones geopolíticas globales y una crisis económica. El contexto financiero de altos tipos de interés.

Con estas cifras, el conjunto de América Latina se convierte en el cuarto inversor en España, precedido por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, pero por delante de otros grandes países de la Unión Europea como Alemania e Italia. A lo largo de 2023, once países latinoamericanos invirtieron en España, destacando México (58% del total y 1.645 millones), seguido de Honduras (501 millones), Argentina (196) y Uruguay (101).

En total, las inversiones acumuladas desde América Latina ascienden ya a 47.150 millones de euros, que podrían ascender a 66.883 millones de euros si se suman las inversiones en entidades tenedoras de valores extranjeras (ETVE). Ya son 600 las empresas latinoamericanas que han establecido este tipo de inversiones en España, facilitando la creación de 47.000 empleos directos.

En esta edición, el documento destaca la revolución de las empresas emergentes con alcance internacional, Lo cual está transformando el panorama empresarial y de creación de valor en el continente, y sirve como un importante impulsor de la economía regional.

Todo ello lidera la directora general de ICEX España Exportación e Inversiones, Elisa Carbonell, Destacar que “España refuerza su posición como puerta de entrada a Europa para inversiones en América Latina, sobre todo, pero también en el Norte de África”.

El chileno Andrés Allamand, secretario general de la SEGIB, ve en estos datos que los emprendedores iberoamericanos centran sus preferencias en proyectos que indican una transición verde y sostenible. Señaló, por ejemplo, que las tres mayores nuevas inversiones (nuevas fábricas) fueron en producir hidrógeno verde, extraer minerales para desarrollar coches eléctricos y promover el comercio electrónico, lo que a su juicio confirma “el compromiso de la región con la transformación verde y digital”. »

En momentos en que las diferencias en los paradigmas políticos e incluso sociales aumentan, estos datos también muestran un lado más amigable de la realidad latinoamericana. En primer lugar, la profundidad de las relaciones con España, alejadas de tópicos y no precisamente de mitos blancos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *