advertisement

El cubano Iván Madrigal Zamora, de 46 años, se declaró esta semana culpable de los cargos de ‘tráfico humano para realizar trabajos forzados’ tras ser acusado de llevar tres mujeres […]

El cubano Iván Madrigal Zamora, de 46 años, se declaró esta semana culpable de los cargos de ‘tráfico humano para realizar trabajos forzados’ tras ser acusado de llevar tres mujeres de Cuba a Estados Unidos. Una vez en suelo estadounidense eran obligadas a trabajar como strippers en clubes de Miami para que le pagaran la supuesta deuda que habían adquirido al sacarlas de la isla.

La Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida, Ariana Fajardo Orshan, hizo esta tarde el anuncio ante la prensa. Zamora, quien residía en el Condado de Palm Beach, se declaró culpable de dos cargos de tráfico de personas para realizar trabajo forzado, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1589 (a), y dos cargos de alentar e inducir un extranjero a que resida en los Estados Unidos, en violación del Título 8 del Código de los Estados Unidos.

Robin L. Rosenberg, juez federal del distrito de Palm Beach, solicitó una sentencia máxima conjunta de 60 años de prisión, por lo que se supone que Zamora se haya declarado culpable en busca de una rebaja final en su condena.

Preocupación entre los inmigrantes cubanos en Estados Unidos pues entra en vigor nueva recomendación de Donald Trump que impone requisitos laborales para recibir los Food Stamps

Los registros de la corte indican que el cubano había llegado a Estados Unidos en mayo del año 2016, tras solicitar asilo político en la frontera sur con México.

Ingresó con una mujer, de nacionalidad cubana, a la que al llegar a la Florida la hizo trabajar de forma forzada en varios clubes de striptease del condado del Palm Beach. Así debía pagarle una deuda de 10 mil dólares que había contraído al ayudarla a salir de la isla.

A finales de 2016, Zamora trajo a otra cubana, a través de México nuevamente, a la que obligó a trabajar como stripper para pagarle una deuda de 26 mil dólares contraída.

Publicidad

La tercera de las victimas llegó a Estados Unidos en enero del 2017, luego de recorrer varios países de Latinoamérica, en los que Zamora pagó a ‘coyotes’ para asegurar su viaje a la frontera estadounidense.

Esta mujer estuvo detenida por más de dos meses en la frontera de México-Texas, pues se le detectaron identificaciones falsas en su poder.

El acusado pagó su fianza y la llevó igualmente a Florida, en julio de 2017, para trabajar en clubes de striptease y pagarle una deuda por su ‘ayuda’ de 26 mil dólares.

Sin embargo, la mujer logró escapar a las tres semanas y llamó al 911 para denunciar lo que estaba sucediendo.

El expediente judicial indicó que durante el transcurso del tráfico de extranjeros y el tráfico de personas para realizar trabajos forzados, Zamora golpeó a las tres mujeres y las amenazó verbalmente a ellas y a sus familias.

Publicidad
advertisement
advertisement