Repensar la educación en el contexto del desarrollo sostenible en Trinidad y Tobago · Global Voices en Español

Los niños pueden convertirse en agentes de cambio ambiental

La Reserva Forestal Tobago Main Ridge, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se estableció por primera vez en 1776. imagen Por Aivar Ruukel en Flickr, CC BY-SA 2.0.1 Actualizar.

Esta fue la primera publicación publicado en la red de noticias ambientales Cari-Bois; Una versión modificada aparece a continuación como parte del Acuerdo de uso compartido de contenido.

Escrito por Sean Macon

con Desarrollo sostenible En el centro de las políticas ambientales, es importante que los tomadores de decisiones combinen estas políticas con acciones estratégicas para empoderar adecuadamente a la próxima generación para que sean guardianes del medio ambiente. Si bien este objetivo puede parecer descabellado, es posible que los niños se conviertan en agentes de cambio que impulsen la responsabilidad de las causas ambientales.

En las escuelas, a los niños se les pueden enseñar personajes del folclore local como baba boa viviendo en armonía con el entorno natural y actuando como su protector, pero esta literatura también puede verse como un punto de partida para enseñar a los niños pequeños sobre la conciencia ambiental y comenzar a renovar nuestro sistema educativo para que se centre más en el medio ambiente.

Con tan poco tiempo que perder a medida que el cambio climático y otros problemas ambientales se aceleran a un ritmo alarmante, se necesita un enfoque integral para empoderar a la próxima generación.

El desafío en el desarrollo de políticas ambientales no es solo proteger el medio ambiente natural, sino también contar con un sistema efectivo de aplicación donde se haga justicia contra quienes cometen actos maliciosos o dañinos en ese medio ambiente.

READ  La primera lámpara budista para la Casa Blanca de la historia

Vertido indiscriminado de desechos en las estribaciones de las montañas de Tobago Reserva forestal Principal Ridge (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) es un ejemplo de esta paradoja. Si bien se espera que se generen desechos sólidos, no se deben desechar los vertederos ilegales y otras prácticas ambientales insostenibles. En tal escenario, es común señalar con el dedo el marco legal o las autoridades vigentes, pero en realidad, ya existen estructuras para abordar tales problemas. A menudo es la falta de cumplimiento lo que conduce a la proliferación de prácticas insostenibles.

Necesitamos hacer un uso efectivo de los servicios de protección del país, así como de los encargados de la responsabilidad de ser guardianes de la conservación del medio ambiente, en este sentido, pero incluso estas medidas serán inútiles si los ciudadanos no son también más conscientes del medio ambiente.

Renovación de metas educativas

Tradicionalmente, el sistema educativo ha sido categorizado como una herramienta a través de la cual se asciende en la escala económica. Como tal, algunos niños pueden ver la educación solo en términos de adquirir posesiones materiales. Si bien es discutible si este enfoque de los resultados de la educación inclusiva es saludable o no, la educación también es una herramienta para la reforma, la iluminación y el empoderamiento.

El sistema educativo de Trinidad y Tobago ya no puede presumir de ser una mezcla de lo heredado del pasado colonial y normas y principios culturalmente inmersos. Nuestro mundo cambiante y sus desafíos ambientales requieren una renovación de nuestra forma de ver la educación.

READ  El delegado indio elogia a Indonesia por la exitosa reunión del DEWG

Es muy importante introducir principios que creen un sentido de orgullo y protejan el medio ambiente. La educación contemporánea debe reafirmar en la mente de los niños pequeños que hay valor en proteger, preservar y preservar la naturaleza.

Las estructuras sociales existentes son clave para la reforma educativa

A medida que la tasa del cambio climático continúa aumentando, es importante que los jóvenes y los niños participen en los debates principales, difundiendo la conciencia y motivando a otros a tomar medidas y tomar medidas ellos mismos.

Las iniciativas comunitarias conjuntas, como los clubes de policías juveniles y los grupos ambientalistas, son puntos de partida fáciles para renovar el sistema educativo porque ya tienen experiencia en la creación de proyectos comunitarios exitosos que brindan experiencias prácticas y significativas para los niños.

Este tipo de organizaciones tienen la oportunidad de mejorar la participación de los jóvenes en la lucha climática mediante el desarrollo de sus habilidades, talentos y proezas oratorias, como en el caso de Órgano legislativo del Consejo de la Juventud sesiones Al hacerlo, organizaciones como la UNESCO, UNICEF y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo pueden inclinarse a apoyar tales iniciativas, financieramente o de otra manera.

Involucrar a los jóvenes en la rehabilitación de espacios físicos puede ser fundamental para enseñarles a asumir una mayor responsabilidad en la administración del medio ambiente. Existen innumerables herramientas que se pueden utilizar para enseñar a los niños prácticas más sostenibles con el medio ambiente. Los bancos de alimentos pueden ayudar a transmitir el valor de la educación financiera a través de la agricultura a pequeña escala, mientras que alentar las «negociaciones comerciales» entre diferentes grupos puede enseñar a los niños prácticas de medios de vida sostenibles.

READ  650 abogados chilenos presentan denuncia ante la Corte Penal Internacional contra Israel por genocidio en Gaza

Las partes interesadas en la alimentación y la agricultura también desempeñan un papel importante en el movimiento para combatir el cambio climático, la pobreza y el hambre. Integración de la agricultura sostenible en un sistema educativo reformado Compatible con Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, y si los niños pueden ver que hay incentivos financieros en proyectos agrícolas sostenibles, hay un beneficio adicional de alentarlos, ayudarlos y guiarlos en la dirección de la sostenibilidad.

No hay tiempo que perder

Se potencia a través de actividades que ayudan a los jóvenes a desarrollar competencias sociales, morales, emocionales, físicas y cognitivas, proceso que prepara a los jóvenes para alcanzar su máximo potencial.

Este proceso puede apoyar a los jóvenes evaluando sus fortalezas y debilidades, ayudándolos a establecer metas personales y profesionales, agudizando su confianza y autoestima, y ​​aprovechando diversas fuentes de motivación para mejorar sus habilidades.

Un marco integral de desarrollo juvenil también ayuda a los jóvenes a desarrollar su capacidad para guiar a sus compañeros en un curso de acción, influir en las opiniones y el comportamiento y servir como modelos a seguir. ¿Qué mejor motivo que el entorno para crear modelos a seguir y héroes?

Los jóvenes ahora pueden tomar el manto de aquellos que nos precedieron para apoyar esfuerzos que pueden parecer pequeños a primera vista, pero que a la larga se convierten en un brillante faro de esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *