Recuperando la historia negra de Colombia, un recorrido a la vez

El guía turístico Alex Rocha se encuentra en una gran plaza rodeada de grandes edificios coloniales, mientras guía a los turistas a través de Cartagena, el centro histórico de Colombia.

El grupo observa la estatua de mármol de Cristóbal Colón y el letrero emitido por el gobierno que explica cómo el gobierno colonial español utilizó el edificio más grande de la plaza como su oficina de aduanas.

Pero no hay nada que explique la conexión de la plaza con la trata de esclavos, excepto la voz de Rocha:

“Aquí es donde subastaron a nuestra gente. Los trajeron aquí y vendieron los bienes.

Alex Rocha, guía turístico en Cartagena, Colombia

“Aquí es donde subastaron a nuestra gente”, le dice Rocha a un grupo de viajeros negros estadounidenses, a través de un portavoz. “Los trajeron aquí y vendieron las mercancías”.

En medio de protestas generalizadas contra el gobierno en Colombia este verano, algunos manifestantes pusieron sus miras en monumentos públicos y plazas, lo que provocó un debate sobre quién está siendo celebrado por los monumentos y los nombres de lugares.

Relacionado: El fundador del Café Deportado de Colombia espera abrir una conversación sobre la inmigración estadounidense

En el suroeste de Colombia, los manifestantes nativos demolieron las estatuas del conquistador español que fundó las ciudades de Galle y Bobain, y en Bogotá, el gobierno retiró una estatua de Cristóbal Colón después de que la policía antidisturbios impidiera que los manifestantes se agacharan.

En Cartagena, Rocha ha estado tratando durante años de cambiar la narrativa histórica utilizando métodos menos radicales: dirige recorridos centrados en la historia afrocolombiana de la ciudad y trata de mostrar a los visitantes cómo el pasado de Cartagena se relaciona con el presente.

“Primero, mostramos a la gente el centro histórico de Cartagena, construido sobre las espaldas de los africanos”, dijo Rocha, de 51 años. “Estamos hablando de cómo llegamos aquí, pero al mismo tiempo de lo que les está pasando a los afrocolombianos hoy”.

READ  El Movimiento Indígena cambió para siempre la política española

El Tour de Rocha fue construido para evitar que los visitantes fueran atacados por piratas construidos por los españoles en el siglo XVIII. Aquí cuenta la historia de un comandante naval afrocolombiano que fue encalado en varias pinturas históricas.

Relacionado: La forma en que nos calman matando: El conflicto armado regresa a la ciudad portuaria colombiana de Bhubaneswar.

El recorrido pasa por las iglesias coloniales, donde Rocha habla de cómo la Iglesia Católica castigaba a los esclavos que mantenían sus creencias religiosas. Luego va a Pajurto, un caótico mercado callejero donde los vendedores afrocolombianos tienden a vender frutas, verduras y pescado.

Rocha lleva a los visitantes a las estrechas calles y alrededores de casas de 200 años de antigüedad. Tiene fama de asuntos relacionados con las drogas y la delincuencia, hasta hace poco.

Los inversores están comprando casas históricas y convirtiéndolas en restaurantes y hoteles boutique. Los murales que celebran la herencia negra de la ciudad están pintados por artistas callejeros y bares con música salsa en vivo.

Pero Rocha señala que el punto de inflexión en el barrio es el desalojo de muchos de sus negros, que ya no pueden pagar el alquiler.

El objetivo de Rocha no es solo presentar hechos históricos a la audiencia, sino también mostrar la ciudad a través de “la perspectiva de un hombre negro”.

“Es hora de que hagamos valer nuestros derechos”.

Alex Rocha, guía turístico en Cartagena, Colombia

“Ha llegado el momento de que la gente de allí, especialmente las minorías, se unan y den voz, para que esta comunidad entienda que han hecho mucho daño a estos grupos étnicos”, dijo. “Es hora de que hagamos valer nuestros derechos”.

Aunque Colombia fue una colonia española, al menos desde el siglo XVI hasta principios del XIX, 250.000 esclavos Fue enviado a la zona, luego llamado Virrey de Nueva Granada. A principios del siglo XVII, el 25% de la población venía mayoritariamente por el puerto de Cartagena, donde eran esclavos africanos. Según registros históricos.

READ  Una casa histórica de estilo español en venta propiedad del otrora famoso publicista de San Antonio, Ernest Bromley | San Antonio | Vistas de diapositivas

La esclavitud fue abolida en 1851, 30 años después de que Colombia se independizara de España, pero la población negra de Colombia sigue rezagada en áreas como educación, servicios básicos y acceso a Internet. Según el Censo Nacional de 2018, El 30% de los afrocolombianos viven en “pobreza multidimensional” Es decir, no cuentan con una vivienda adecuada, un empleo adecuado y una educación básica. En el mismo censo, 3 millones de personas en todo el país fueron identificadas como negras. Sin embargo, las organizaciones afrocolombianas se quejan del sistema de censos y estiman que Puede ser tres veces másLos descendientes de africanos representan del 15 al 20% población.

Relacionado: En Colombia, las empresas están acelerando la liberación de vacunas mediante financiación privada

Rocha, oriunda de Cartagena, creció en un área de bajos ingresos alrededor de la ciudad y comenzó a trabajar como guía después de aprender a hablar inglés por su cuenta.

Inicialmente, trabajó para empresas que ofrecían recorridos por el distrito histórico de Cartagena, que está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a su arquitectura colonial colorida y bien conservada.

Pero cuando conoció a turistas negros, los animó a “dejar el guión” y volver la mirada hacia la tradición afrocolombiana. Una nueva idea de negocio floreció a medida que más y más estadounidenses negros animaban a Rocha a realizar una gira con un enfoque en la cultura negra en Colombia, explicó.

“Comencé a hacer recorridos personales hasta que la gente comenzó a agregar mi nombre a los grupos de viajes negros y así fue como comenzó todo”, dijo.

Rocha ahora dirige su propia empresa de turismo, que fue fundada por esclavos que huyeron a la cercana isla de Barú y San Basilio de Balenque a principios del siglo XVIII.

READ  Eche un vistazo a los precios del café colombiano durante un año del Fondo de Confirmación

Todos agradecen sus recorridos, pero Rocha admite que el 99% de sus clientes son estadounidenses negros y viajeros negros de Canadá y Europa, y están ansiosos por ver cómo eran los inmigrantes africanos en diferentes partes del mundo.

Relacionado: Colombia afloja los controles de covit, para salvar la economía mientras aumentan las muertes

Algunos viajeros dijeron que se unieron a la gira de Rocha porque muestra una página de la historia que no se cuenta a menudo en los libros de texto.

“Nos enseñan sobre los españoles y los diversos lugares donde se asentaron. Pero no nos enseñan la historia de los esclavos que construyeron estos países”.

Turistas de Norelle Compest, Chicago

“Nos enseñan sobre los españoles y los distintos lugares donde se asentaron, pero lo que no nos enseñan es la historia de los esclavos que construyeron estos países.

“Quería escuchar la experiencia de que hay muchos negros en los ojos de una persona negra”.

Cobertizo Mack, turistas de Maryland

Mac Shed, de Maryland, dijo que se unió a la gira porque brindó una perspectiva única. “Quería escuchar la experiencia de que hay muchos negros en los ojos de una persona negra”, dijo.

Rocha dijo que a través de la acción y el arte se ve cada vez más a la población afrocolombiana de la ciudad. Ahora refleja los murales, estatuas y lugares públicos que llevan el nombre de colombianos negros.

Si bien muchos afrocolombianos se destacan en campos como la música y los deportes, Rocha señala que la discriminación sigue siendo alta.

“Durante generaciones, vivimos en un país controlado por los poderosos, por lo que es difícil para las minorías tener éxito”, dijo. “Pero poco a poco, hacemos cambios y esperamos que las cosas mejoren para nuestra gente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *