Récord teórico del beneficio bancario en España en 2023

Aurelio Medel (5 días)|El negocio exterior cubre más del 30% de caída de beneficios y crédito en España desde 2007, un año histórico para el sector. Desde entonces, han cerrado 27.850 sucursales y se han perdido 115.000 puestos de trabajo.

El revuelo que se produjo la semana pasada con la publicación de los resultados bancarios fue el resultado de dos imperativos contradictorios. Por un lado, el gobierno quiere demostrar que estos beneficios son exagerados y así justificar la imposición de un impuesto extraordinario. Por otro lado, los partidos que contribuyen a este estado de ánimo prefieren confirmar que los resultados baten récords, aunque esto se deba única y exclusivamente a su actividad en el exterior, para ver si eso les anima a hacerlo. Esto les lleva a evitar dar una perspectiva real de las empresas en España, que es exactamente de lo que se encarga el nuevo impuesto.

El pico de la banca en España fue 2007, víspera del crack inmobiliario, y nunca ha sido el mismo. Desde entonces, el PIB de España ha crecido un 36%, hasta alcanzar los 1,46 billones de euros; En sentido contrario fue la actividad crediticia del sector residente, que cayó el mismo 36%, de 1.770 millones de euros a 1.130 millones de euros, y los depósitos crecieron apenas un 7% en una década y media, hasta 1.400 millones de euros. Esta menor actividad en España se refleja en la cuenta de resultados. Así, los seis mayores bancos cotizados (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Unicaja y Bankenter) vieron caer sus beneficios en España un 32%, desde 17.200 millones de euros en 2007 a 11.700 millones de euros en 2023. Habría sido mayor si Los bancos no habían realizado una revisión drástica de su infraestructura, que es posible gracias a la digitalización. Empleaban a 277.323 personas y tenían una red de 45.596 oficinas en 2007. En dieciséis años, habían destruido 115.000 puestos de trabajo (-41%) y cerrado 27.850 oficinas (-61%).

Esta caída del 32% de los beneficios en 2023 representa a todo el sector en España y no fluctuará mucho cuando se conozcan los datos de las entidades no cotizadas, como Ibercaja y BBK, o de todas las cooperativas de crédito, ya que su peso es pequeño. Las redes conocidas hoy CaixaBank, Santander, BBVA, Sabadell y Unicaja tardan en desaparecer por la absorción de 37 marcas. La pregunta clave es cómo la idea de que los bancos se enriquecen en España puede arraigarse en el imaginario público, justificando un impuesto sin sentido, cuando los datos muestran que incluso en un escenario de tipos de interés favorables, todavía están lejos de alcanzar sus objetivos. Mejor momento. España es un país donde si ganas un 30% más vendiendo pantalones eres brillante, pero si el beneficio proviene de arriesgarte concediendo créditos entonces eres un avaro desconfiado. Si tu hermano necesita ropa, la familia está ahí pase lo que pase. Pero si necesitas diez mil euros, es mejor ir al banco para no devolverlos.

———

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *