Raza apretada colombiana Ex rebelde, millonario

Bogotá, Colombia – Los votantes en Colombia elegirán el domingo entre un exrebelde y un impredecible millonario que prometen remodelar el país tras la primera vuelta electoral que castigará a la clase política cuando vote en la elección presidencial.

Encuestas El izquierdista Gustavo Pedro y el extranjero Rodolfo Hernández -ambos exalcaldes- están prácticamente empatados entre los cuatro primeros de los otros cuatro candidatos en las elecciones primarias del 29 de mayo. Alrededor de 39 millones de personas son elegibles para votar el domingo, pero más del 40% no ha votado en todas las elecciones presidenciales desde 1990.

El pueblo colombiano está votando en medio de un descontento generalizado con el aumento de la desigualdad, la inflación y la violencia. La insatisfacción con las condiciones en el país significa que en la primera vuelta, los votantes eligieron a dos extraños, ignorando a los políticos centralistas y de derecha que gobiernan desde hace mucho tiempo.

Pedro, un senador de 62 años, está en su tercera campaña presidencial. Una victoria de Pedro pondría fin a la izquierda marginada de los votantes debido a su participación en el conflicto armado del país. Pedro fue una vez un rebelde en el ahora desaparecido movimiento M-19, y fue indultado después de ser encarcelado por su participación en el grupo.

Propuso reformas ambiciosas de pensiones, impuestos, salud y agrarias y cambios en la forma en que Colombia lucha contra los narcotraficantes y otros grupos armados. Durante las elecciones del mes pasado obtuvo el 40% de los votos y Hernández el 28%, pero la diferencia disminuyó rápidamente cuando Hernández comenzó a recibir los llamados votos antipetristas.

READ  Joe Coff dice que ROH está considerando una versión en español de la serie

Pedro podría ser la última victoria política de izquierda en América Latina, impulsada por un deseo de cambio electoral. Chile, Perú y Honduras fueron elegidos presidentes de izquierda en 2021, y en Brasil, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva lidera la votación en las elecciones presidenciales de este año.

Mientras tanto, Hernández, de 77 años, quien ha estado ganando dinero en bienes raíces, no se ha afiliado a ningún partido político importante y ha rechazado las alianzas. Su feroz campaña, a menudo realizada en Dictoc y otros sitios de redes sociales, fue autofinanciada.

Sus propuestas se basan en la lucha contra la corrupción, a la que culpa de la pobreza y la pérdida de recursos del Estado que podrían ser utilizados en programas sociales. Quiere reducir el tamaño del gobierno eliminando varias embajadas y oficinas presidenciales, convirtiendo el Palacio Presidencial en un museo y reduciendo el uso de la Fuerza Aérea Presidencial.

Hernández superó a los candidatos más regulares al final de la campaña de primera ronda y sorprendió a muchos cuando terminó segundo. Dijo que admiraba a Adolf Hitler y luego enfrentó controversia, incluida una disculpa por referirse a Albert Einstein.

Silvia Otero Bahamon, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad del Rosario, dijo que aunque ambos candidatos eran populistas con una «ideología basada en la segregación entre la élite corrupta», cada uno veía su lucha contra el sistema de manera diferente.

“Pedro está asociado con los pobres, las minorías étnicas y culturales de los lugares más apartados del país, que finalmente son tomados en cuenta e invitados a participar en la democracia”, dijo Odero. Los simpatizantes de Hernández están “demasiado confiados, es un pueblo engañado por la política y la corrupción.

READ  Bits & Bytes: Ventana emergente Chess Nous para VIM; Sesión informativa sobre becas en español del PCC; Casa Abierta de Toastmasters; Memoria del Holocausto; Colecta de alimentos de abril de Berkshire Bounty

Las encuestas muestran que la mayoría de los colombianos cree que el país va en la dirección equivocada y no ha aceptado al presidente Evan Duke, quien no es elegible para la reelección. La epidemia ha hecho retroceder los esfuerzos contra la pobreza del país al menos una década. Las cifras oficiales muestran que el 39% de los colombianos vivían con menos de 89 dólares el año pasado, una ligera mejora con respecto al 42,5% de 2020.

El alejamiento de la política presidencial tradicional ha alarmado a algunos en este país conservador, en su mayoría católico romano. Muchas personas deciden lo que no quieren, excepto lo que quieren.

“A mí no me importa quién esté en contra de Pedro, yo voy a votar por él, no importa quién sea esa persona o quién sea el otro candidato”, dijo Silvana Amaya. “Eso funciona de otra manera. Rodolfo es retratado como este viejo loco, genio de la comunicación y carácter fastuoso: ‘No me importa a quién vote, pero no me gusta. Sé mi presidente».

Como ninguno tiene mayoría en el Congreso, que juega un papel clave en la realización de las reformas, ambos enfrentarán tiempos difíciles para cumplir sus promesas.

En las recientes elecciones legislativas, el movimiento político de Pedro ganó 20 escaños en el Senado, que fue una mayoría relativa, pero aún tuvo que hacer concesiones en las negociaciones con otros partidos. El movimiento político de Hernández tiene solo dos representantes en la Cámara Baja, por lo que debe buscar tratos con los legisladores a los que ha alienado al llamarlos repetidamente «ladrones».

READ  Español de 104 años de edad, sobreviviente de la gripe Govit Jab | Noticias de Pune

Derechos de autor 2022 NPR. Para ver más, visite https://www.npr.org.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.