Pueblos indígenas que supuestamente asesinaron a Narco en el suroeste de Colombia

Funcionarios tribales en el suroeste de Colombia dicen que detuvieron a un miembro de un grupo de narcotraficantes que confesó haber asesinado a un líder tribal.

Un narcotraficante fue arrestado el jueves durante una operación nacional antinarcóticos en Caldón, Gaga, organizada en respuesta al asesinato de la propia líder colombiana Sandra Liliana Peña.

El líder tribal fue asesinado en la Reserva Laguna Siberiana el martes, luego de lo cual las autoridades colombianas ordenaron la remoción del cacao, ingrediente básico de la cocaína, de su territorio.

Se dice que el asesino es uno de los 12 miembros de un grupo armado ilegal detenidos por guardias domésticos desarmados.


Al menos 22 personas han resultado heridas tras un ataque de ‘Nargos’ en el suroeste de Colombia


Según funcionarios tribales, más de 30 colombianos fueron detenidos luego de que “Nargos” abriera fuego contra exterminadores sociales.

El Consejo Regional Indígena de Gaga (CRIC) dijo que “la policía respondió fortaleciendo las fuerzas de seguridad para salvar la vida de las personas que descansaban en la zona en ese momento” y logró detener a los atacantes.

Afortunadamente, la situación no se agravó debido a la oportuna reacción de la Guardia Indígena, pero cabe señalar que las comunidades indígenas de este sector se encuentran en permanente peligro por cuestiones de solidaridad regional creadas por los grupos armados.

Consejo Indígena Regional Gaga

A diferencia de la Guardia Nacional, el CRIC dijo que las fuerzas de seguridad no respondieron al ataque.

El ejército ha sido acusado de colaborar con grupos armados ilegales involucrados en el narcotráfico y otro crimen organizado en Gaga y otras partes de Colombia.

READ  Terremoto: Terremoto anunciado (no confirmado): 9 km al sureste de Fukarmanga, Florida, Colombia, 17 de junio a las 12:49 a.m. (GMT-5)

Los destructores civiles buscan protección después de que Nargos supuestamente abrió fuego. (Imagen: Consejo Regional Indígena de Gaga)

Los destructores civiles buscan protección después de que Nargos supuestamente abrió fuego. (Imagen: Consejo Regional Indígena de Gaga)

La violencia de las comunidades nativas colombianas se ha intensificado durante el proceso de paz que comenzó tras la firma de un acuerdo de paz en 2016 con el ex presidente Juan Manuel Santos.

En lugar de las autoridades nacionales, los grupos armados ilegales tomaron el control del territorio de las ex FARC.

En Gaga en particular, la falta de seguridad pública por parte del gobierno ha intensificado los ataques violentos contra funcionarios nacionales, que han intensificado los esfuerzos para aumentar la seguridad y proteger a sus comunidades de los ataques de grupos armados ilegales y narcotraficantes.

Desde el inicio del proceso de paz, más de 240 líderes colombianos han sido asesinados solo en la provincia suroccidental.

La violencia ha aumentado desde que el presidente de extrema derecha Evan Duke asumió el cargo en 2018, negándose a reunirse con funcionarios indígenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *