advertisement

La prensa estatal cubana abrió fuego contra lo que calificaron que “prototipo de cubanoamericano especulador (ostentador)” que viajan desde Miami a Cuba para “alardear” de la gran vida que se […]

La prensa estatal cubana abrió fuego contra lo que calificaron que “prototipo de cubanoamericano especulador (ostentador)” que viajan desde Miami a Cuba para “alardear” de la gran vida que se gastan con su dinero en los Estados Unidos y de las “proezas sexuales” que han logrado desde que pisaron suelo americano.

Según un articulo publicado en el diario Juventud Rebelde, el pasado fin de año llegaron a Cuba una infinidad de “sujetos” desde Miami para celebrar junto sus familiares en la Isla las navidades.

Era fácil distinguirlos porque casi todos andaban en carros de turismo alquilado e incluso algunos llegaron colocarles banderas norteamericanas en las ventanillas, de acuerdo a lo descrito en el articulo.

Prensa estatal informa que Cuba ya cuenta con cirujanos cubanos especializados en operaciones de reasignación de sexo

Esta publicación, donde se aplica un claro estereotipo a los cubanos que viven en la Ciudad del Sol, sigue describiendo a estas personas con una serie de características que aunque muchas veces son reales no aplican para todos los que vienen desde Miami a ver a los suyos en la mayor de las Antillas.

“A estas sujetos podemos verlos caminando con los brazos separados del cuerpo, como intentando mostrar sus dorsales de pesistas. Miran a todos por arriba del hombre, con aires de superioridad, como demostrando cierto desprecio”, continua el articulo.

El texto añade que a estos cubanoamericanos especuladores se les puede escuchar hablando de la vida extraordinaria que tienen en los Estados Unidos y asegurando que el dinero les sobra para cuando están en la isla para “comprar cervezas, cadenas y jevitas.

Publicidad

“Estas personas incluso llegan a mostrar su desprecio por los cubanos “escachaos” que viven aun en la nación caribeña, incluidos a veces hasta sus familiares, a los que tienen que venir siempre a salvarla en fin de año”, según la prensa oficialista.

Asimismo critica el diario en los autos que rentan siempre se escucha un “torturante reguetón repartero” a todo volumen, “el mismo que no pueden poner en ninguna calle de los Estados Unidos porque a los cinco segundo estarían presos”, aclaran.

“Este prototipo de cubanoamericano especulador se enorgullece de la libertad que posee en su ‘paraíso’, donde aseguran que pueden decir y hacer cuanto deseen”, señala el texto.

Aquí la cosa se pone interesante pues del “especulador” la cosa salta a criticar también al odiado “imperialismo” donde el cubano reside, pues en la publicación se dice que estas personas que colocan la “bandera yanqui” en sus autos no tienen idea de la historia del mundo y que viven en un país donde el Gobierno se mantiene gracias a la “extorsión, el saqueo y la sangre de los pueblos”.

La publicación termina con un deseo: “Ojala que logremos fortalecer nuestra economía e incrementar nuestro salario para que idiotas semejantes no vengan aquí a ‘especular’ con sus dólares”.

Publicidad
advertisement
advertisement