Policía prófugo que se entregó en México llega a Colombia

BOGOTÁ (Associated Press) – Un alto oficial de la policía colombiana se entregó ante funcionarios de su país en la embajada en la Ciudad de México. El coronel destituido Benjamín Nez Jaramillo -acusado de matar a tres jóvenes durante un operativo- llegó a Colombia bajo custodia.

Nez Jaramillo es un colombiano prófugo de la justicia y buscado por la Red Notice de Interpol. Núñez se entregará para responder cargos criminales esta semana, dijo su abogado defensor a un juez en los últimos días.

Migración Colombia informó a través de su oficina de prensa que el imputado llegó a Bogotá en un vuelo comercial.

Carlos Alberto Ibez, José Carlos Arévalo y Jesús David Díaz -de entre 18 y 26 años- murieron el 25 de julio en Sucre, en el Caribe colombiano, posiblemente a manos de policías comandados por Nez Jaramillo.

Los fiscales señalaron que la policía mantuvo a las víctimas en la vía durante un operativo de control. Dijo que luego lo obligaron a tenderse en el suelo donde lo golpearon y lo hirieron con armas blancas. Dijo que fue acusado «probablemente y sin ningún fundamento» en la muerte del agente Diego Felipe Ruiz, ocurrida en la zona momentos antes, posiblemente a manos del cartel del Clan del Golfo.

Familiares de las víctimas y abogados defensores dijeron que los tres jóvenes no pertenecían a ningún grupo armado ilegal.

El caso fue ampliamente negado en Colombia y el director general de la policía, Henri Sanabria, se disculpó con las familias de las víctimas.

10 policías más fueron detenidos por su presunta participación en el crimen. Ninguno se declaró culpable de cargos que incluyen asesinato, tortura, privación ilegal de la libertad y manipulación de pruebas.

READ  Presidente colombiano anuncia cambios policiales tras protesta Noticias | D.W.

Un policía les dijo a los oficiales que el coronel Núñez fue quien disparó a los jóvenes. A uno le «disparó a quemarropa» ya los otros dos «le dijeron que se tumbara antes de que le dispararan», relató el juez en el juicio, en el que fue enviado a prisión.

Las autopsias y los informes balísticos indicaron que los jóvenes fueron hospitalizados con múltiples heridas de bala y murieron «instantáneamente», dijo el juez. Además, presentaba lesiones por arma blanca y violencia física que habrían sido utilizadas para sacudirlo y dejarlo indefenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.