Los detectives del departamento de Policía de Miami-Dade que están investigando la muerte de la joven adolescente cubana Ana Álvarez Hernández, de 16 años, a causa de una bala perdida, […]

Los detectives del departamento de Policía de Miami-Dade que están investigando la muerte de la joven adolescente cubana Ana Álvarez Hernández, de 16 años, a causa de una bala perdida, en un restaurante cerca del aeropuerto de Miami, creen que el principal sospecho que tenían pudo haber escapado a Cuba en las ultimas horas.

Este viernes en la mañana los oficiales del caso confirmaron que fueron arrestados por supuestamente ocultar información sobre lo ocurrido luego del incidente, por lo que deben presentarse ante un juez y enfrentar cargos por ocultar información.

La orden de arresto refiere que, Loidel Gomez Rouco de 20 años de edad y Mario Pedro Conley Hernández de 22 años, ambos de origen cubano, llegaron a socializar junto con otras dos personas al estacionamiento del restaurante en donde segundo dijeron había más de 50 personas.

Durante la noche se produjo un altercado cuando un hombre lanzó una botella de vidrio, luego una de las personas que estaba con Loidel y Mario realizó los disparos, recargó su arma y la guardó en el auto de uno de ellos y huyeron. Cuando los jóvenes conocieron a través de las noticias que la joven había fallecido, llamaron al amigo que disparó el día de incidente y este le informó que había comprado un pasaje para ir a cuba, el pasado martes 9 de julio.

Los detectives del departamento de policía de Miami-Dade confirmaron con las autoridades migratorias que el sospechoso huyó de Estados Unidos y sus amigos no informaron a las autoridades.

Publicidad

Este jueves las autoridades había incrementado a $5,000 la recompensa a quien tuviera nformación del homicidio.

Ana Alvarez, quien había llegado desde Cuba hace apenas dos años, se encontraba en el estacionamiento del restaurante 94th Aero Squadron, cuando ocurrió una pelea entre dos grupos de hombres allí reunidos.

“Dos grupos de hombres estaban en este parqueo, eran aproximadamente las 2:45 AM y empezaron un altercado físico. Hay sabemos al menos uno de ellos fue hasta el vehículo, sacó un arma de fuego y comenzó a disparar”, comentó el pasado martes Argemis Colomé, vocero de la policía de Miami-Dade.

A pesar de que Ana corrió, una de las balas la impactó, al tiempo que todos los presenten huían del estacionamiento. En medio de la confusión, uno de sus amigos logró que llevarla al hospital Palmetto, donde fue declarada muerta. “Al final del día, una niña de 16 años perdió la vida, y ningún padre tiene que recibir una llamada en la madrugada, anunciándole que su hija o hijo falleció”, agregó Colomé.

El incidente ocurrió el pasado domingo 7 de julio, aproximadamente a las 2:45 am, en el local ubicado en el 395 del noroeste y la 57 avenida. Al parecer, el estacionamiento del conocido local de comida, es un punto de encuentro entre adolescentes para ver aterrizar los aviones.

Publicidad
advertisement
advertisement