Miles de fuerzas de seguridad en alerta antes de las elecciones en Filipinas | noticias del mundo

Más de 60.000 miembros de las fuerzas de seguridad de Filipinas se pusieron en alerta el domingo para proteger los colegios electorales y colegios electorales en vísperas de las elecciones presidenciales, después de que la policía informara de algunas muertes tras un estallido de violencia.

Los filipinos votaron el lunes para elegir al sucesor del presidente Rodrigo Duterte, vicepresidente, 12 senadores, cientos de congresistas, miles de gobernadores, alcaldes y miembros de los consejos provinciales y municipales. Más de 18.000 puestos de trabajo están en proceso de elección.

La carrera presidencial es una revancha entre Ferdinand «Bong Pong» Marcos Jr., hijo del difunto dictador del país del mismo nombre, y Lenny Robredo, el abogado de derechos humanos que lo derrotó por poco en la contienda vicepresidencial de 2016.

La campaña de tres meses terminó el sábado, con Marcos y Robredo dando sus últimos espectáculos para influir en los votantes vacilantes con mensajes patrióticos optimistas. Duterte no ha respaldado a ningún candidato presidencial, pero su partido apoya a los principales candidatos Marcos y su compañera de fórmula, la hija de Duterte, Sarah Duterte-Carpio.

En otra sesión informativa, el portavoz de la Policía Nacional de Filipinas, Jan Fajardo, dijo que la situación antes de las elecciones estaba «relativamente tranquila», con 16 delitos relacionados con las elecciones, incluidos tiroteos, en las provincias de Nueva Ecija e Ilocos Sur. En uno de los peores incidentes, cuatro personas murieron el sábado en un tiroteo entre simpatizantes armados de opositores al alcalde en la localidad de Magsingal, en la provincia norteña de Ilocos Sur.

READ  Al observar la debilidad del mercado de valores, Yellen dice que no espera una recesión

La policía, las fuerzas armadas y el personal de la guardia costera se desplegaron en todo el archipiélago para ayudar a proteger los colegios electorales y las papeletas de voto, escoltar a los funcionarios electorales y los puestos de control de la guardia. Las autoridades dijeron que el despliegue de seguridad incluye a unos 48.000 soldados y 16.000 policías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.