Luis Enrique viaja a España para un ataque en la Copa del Mundo, ¿no te divierte?

Con la Copa del Mundo a la vuelta de la esquina, los aficionados verán por última vez a sus selecciones nacionales en el parón internacional actual. En España, hay una extraña paradoja. La nación en sí no está muy segura de qué esperar o a quién esperar de su equipo nacional, mientras que el entrenador Luis Enrique no podría tener más confianza.

El estilo no es negociable: España presionará con fuerza a Lucho, aglomerará rápidamente y desempeñará un papel más perpendicular a la fórmula exitosa de España que ganó la Copa del Mundo hace doce años.

En términos de resultados, España es una especie de rompecabezas. Si bien Luis Enrique sin duda tuvo éxito y llevó a La Roja a su mejor final en 11 años en la Eurocopa del verano pasado, no todo fue fácil.

Frente a las fuerzas más grandes y tradicionales del fútbol internacional, La Roja es clara, audaz e ilusionante. Su derrota ante Italia en semifinales parecía injusta y su derrota en la final de la Liga de las Naciones ante Francia después de varios meses estuvo envuelta en una polémica sobre el arbitraje.

Sin embargo, mientras España se enfrentaba a algunos de los países más modestos, parecía mucho menos tentador. Los griegos, georgianos y suecos de este mundo, más cómodos en conceder el protagonismo a los íberos, han estrangulado a España con mayor o menor éxito.

Estas preguntas se ven un poco exacerbadas por la incertidumbre sobre quién será elegido. Aunque ahora parece que se escuchan algunos nombres yendo a Qatar, el delantero del Real Betis Borja Iglesias y el extremo del Athletic Nico Williams también lo fueron. convocado equipo por primera vez.

READ  Cómo ver el anime Star Wars: Visions

Las lesiones lastraron a jugadores como Gerard Moreno, que parecía una elección natural el verano pasado. El excapitán y más implicado en la historia de España, Sergio Ramos, por fin ha encontrado algo de forma para el PSG, pero ha vuelto a quedarse fuera de la convocatoria. El año pasado por estas fechas, un Ansu Fati en forma también habría estado bien posicionado para asegurarse un lugar en el equipo. Hambriento de minutos en Barcelona, ​​también está en casa a poco más de dos meses del inicio del Mundial. Solo tres ejemplos de una variedad de jugadores talentosos que ingresaron en la mayoría de los aspectos, pero no llegaron a la última convocatoria.

Si hay algo que se puede garantizar es el entretenimiento. La fuerte personalidad de Luis Enrique, la talentosa variedad de opciones disponibles para él y el estilo aventurero que promete, todo lo convierte en un cóctel emocionante. Cualquiera que no consiguiera entradas para la copa del mundo Es posible que desee considerar hacer esto.

Hay algo cruel en España y Luis Enrique. Como si estuvieran coqueteando con el fuego y peleando en situaciones de mucha presión. Ningún escenario se ajusta mejor a esa descripción que la Copa del Mundo. Cuando España salga al campo en la Copa del Mundo, espere un drama digno de un emperador romano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.