Las serpientes marinas con forma de serpiente del JPL se han deslizado en una nueva zona robótica

El equipo del proyecto comenzó a construir el primer prototipo en 2019 y ha estado realizando revisiones continuas. Desde el año pasado, realizaron pruebas de campo mensuales y refinaron tanto el hardware como el software que permiten que EELS funcione de manera independiente. En su forma actual, llamada EELS 1.0, el robot pesa alrededor de 220 libras (100 kilogramos) y mide 13 pies (4 metros) de largo. Consta de 10 piezas idénticas que giran, usando roscas de tornillo para propulsión, tracción y agarre. El equipo ha estado experimentando con una variedad de tornillos: tornillos de plástico impresos en 3D de 8 pulgadas (20 cm) para probar en terreno más suelto, y tornillos de metal más estrechos y afilados para el hielo.

El robot ha sido probado en entornos arenosos, nevados y helados, empezando por patio de marzo JPL ha convertido un «patio de juegos de robots» instalado en una estación de esquí en las Montañas Nevadas del sur de California en una pista de hielo cubierta.

«Tenemos una filosofía de desarrollo de robots diferente a la de las naves espaciales tradicionales, con muchos ciclos rápidos de prueba y depuración», dijo Hiroo Ono, investigador principal de EELS en JPL. «Hay docenas de libros de texto sobre cómo diseñar un vehículo de cuatro ruedas, pero ningún libro de texto sobre cómo diseñar un robot serpiente autónomo para ir audazmente a donde ningún robot ha ido antes. Tenemos que escribir el nuestro. Eso es lo que estamos haciendo ahora.»

Cómo piensan y se mueven EELS

Debido al retraso en las comunicaciones entre la Tierra y el espacio profundo, EELS está diseñado para autodetectar su entorno, calcular riesgos, viajar y recopilar datos utilizando instrumentos científicos aún por identificar. Cuando algo sale mal, el objetivo es que el robot se recupere solo, sin ayuda humana.

READ  El control glucémico deficiente en pacientes con diabetes tipo 2 se puede predecir a partir de los sistemas de información del paciente con la ayuda del aprendizaje automático ScienceDaily

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *