La fuerza policial de Colombia, construida para la guerra, encontrará algo nuevo

En ese momento, Juan Carlos Roose, profesor y experto en seguridad de la Universidad de Colombia del Rosario, dijo que el gobierno esperaba industrializar y devaluar los empleos consolidando la organización fragmentada en una sola fuerza nacional.

En la década de 2000, la policía se convirtió en un actor clave en la contraestrategia destinada a separar a las FARC, en la que el ejército liberó a los rebeldes de la zona y la policía retuvo la tierra. La estrategia funcionó, lo que obligó a los rebeldes a negociar. Paul Angelo, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores, dijo que se había “ganado el más alto nivel de confianza ciudadana” para la policía.

Pero desde el acuerdo de paz, poco ha cambiado dentro de la fuerza policial.

Juan Manuel Santos, quien era presidente en el momento en que se firmó el acuerdo, ha apoyado durante mucho tiempo la destitución de la policía del Ministerio de Defensa. Pero la idea es impopular entre las fuerzas armadas porque la policía está trayendo dinero y mano de obra al ministerio, dijo el Sr. Angelo dijo. Señor. Cuando Santos firmó el acuerdo de paz, solo estuvo en el cargo por un corto tiempo y tenía poco capital político. Nunca se ha hecho un cambio.

Ahora, los defensores de la reforma policial buscan trasladar a 140.000 agentes del Departamento de Defensa al Ministerio del Interior, para priorizar la capacitación en derechos humanos, restringir las armas y juzgar a los oficiales que cometen delitos en tribunales ordinarios en lugar de tribunales militares.

En entrevista, el general George Luis Vargas, jefe de la Policía Nacional, dijo haber presentado un Plan de reforma Al país a principios de este año. Pero la policía no debe ser expulsada del Ministerio de Defensa, dijo.

READ  Titulares de la mañana del fútbol español: Florentino está ocupado, Colodo deja Barcelona, ​​Emery y Sampoli

“La situación del narcotráfico y los grupos ilegales en este momento no lo permite”, dijo, y agregó que estos temas son “un problema mayor en Colombia”.

Las manifestaciones comenzaron a fines de abril, el Sr. Doug propuso un cambio de impuestos que ayudaría a cerrar el agujero financiero aumentado por una epidemia. El país ya estaba al borde: después de un año de restricciones relacionadas con el gobierno, la erupción empeoraba, con pobreza, desigualdad y desempleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *