La economía ha experimentado un aumento del 6% en 2022

Los analistas de HSBC y Deutsche Bank pueden señalar el resultado final de la recuperación económica de Grecia este año, pero predicen que 2022 será un año de recuperación espectacular para el país, respaldado por los recursos de la próxima generación de la Unión Europea.

Para este año, HSBC revisó su estimación de crecimiento a 2.2% desde 3% anteriormente, pero elevó su pronóstico para 2022 a 6% de expansión económica, versus 5.5% en su análisis anterior de las perspectivas de la economía doméstica.

Asimismo, Deutsche Bank estima que el crecimiento este año alcanzará el 2%, la segunda tasa más lenta de la eurozona después de Holanda (1,5%). Sin embargo, el prestamista alemán espera una expansión del 6,1% en la economía griega en 2022, para ocupar el segundo lugar después de la recuperación de España del 7,4%.

En el frente fiscal, Deutsche Bank espera que el déficit presupuestario continúe durante los próximos dos años, por lo que de un déficit del 9,6% del PIB en 2020, alcanzará el 7,2% este año y el 7,4% el próximo. Se prevé que el déficit en cuenta corriente sea del 5,4% en 2021 y del 4,2% en 2022.

Un fondo de la UE de próxima generación será crucial para la recuperación de la eurozona, estima Deutsche Bank, advirtiendo que cualquier retraso adicional en los pagos sería un duro golpe para las esperanzas de los países de recuperarse de la crisis pandémica.

Sin embargo, este dinero no será suficiente para cambiar las cosas en la eurozona, incluida Grecia, ya que Deutsche Bank enfatizó que el bloque deberá hacer más para cerrar la gran brecha de inversión de 1,7 billones de euros que sufrió cuando estalló la pandemia. . Estalló después de una inversión insuficiente en los últimos quince años. La magnitud del impacto de la epidemia y la gran brecha de inversión subraya la necesidad de aumentar el gasto público focalizado.

READ  CEO de Signora: la reestructuración es inevitable para Renault Samsung

Para que un fondo de la UE de próxima generación cubra este déficit, será necesario un conjunto de condiciones clave, dice Deutsche Bank: es el agotamiento de todos sus 750.000 millones de euros de recursos, incluidos los préstamos sobre los que algunos países parecen dudar; Los multiplicadores financieros elevados deben resultar válidos en los negocios; Los bancos comerciales deberían financiar adecuadamente las inversiones privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *