advertisement

A poco menos de una semana del estreno de la nueva temporada del programa Caso Cerrado, la doctora Ana María Polo no para de ofrecer entrevistas para promocionar el reestreno […]

A poco menos de una semana del estreno de la nueva temporada del programa Caso Cerrado, la doctora Ana María Polo no para de ofrecer entrevistas para promocionar el reestreno de su show el próximo 29 de octubre por la cadena Telemundo. Sin embargo,  sin dudas las polémicas declaraciones que ofreció ayer al diario El Nuevo Herald, donde habló de temas candentes y aclaró su posición sobre cuestiones que con anterioridad nunca habían sido abordadas en otros encuentros con medios de prensa.

La abogada cubanoamericana le aseguró a la periodista Sarah Moreno que aunque nunca ha regresado a Cuba, tras su salida junto a sus padres en 1961, con solo dos años y medio de edad, se siente más cubana que el arroz con frijoles negros.

Bachelet pide potenciar buenos pero insuficientes lazos comerciales con Cuba

Confesó que siempre entendió el sacrificio hecho por sus padres para que ella viviera en libertad y, por el mismo amor que siente por su tierra, no piensa ir a su tierra natal “porque estaría traicionando a un pueblo entero”.

Polo, quien tiene 59 años, dijo que nunca ha considerado viajar a la isla, incluso tuvo la oportunidad de hacerlo en el 2014, cuando se produjo el deshielo de la relaciones de Cuba y Estados Unidos, pero dijo que no lo hizo porque lo vio como una “movida ingenua” y “oportunista”.

“No iré hasta que (Cuba) sea libre”, afirmó al Nuevo Herald.

La jueza del popular Caso Cerrado afirmó que Barack Obama fue un presidente humanitario, pero que pecó de ingenua ya que el gobierno cubano se aprovechó de él para ponerle fin a la política de “pies secos, pies mojados”, lo que ha terminado por perjudicar a miles de cubanos que quieren huir de la isla.

Publicidad

Otro tema tocado durante la entrevista fue la demanda interpuesta por su ex pareja sentimental y ex productora ejecutiva de Caso Cerrado, Marlene Kay, quien le reclama en Corte el pago de 2 millones de dólares por el uso del nombre de su programa.

Polo aseguró que la salida de su show de la bandeja de programación de Telemundo, en julio pasado, no se tiene ninguna relación con esto, como informaron importantes medios de prensa.

Sin embargo, se rehusó a ofrecer cualquier declaración sobre el tema y solo se ajustó a comentar que “el sistema legal no escoge a los litigantes y cualquiera puede demandar”.

En lo personal, dice ser tal y como la ven sus fans en la pantalla.

Además agradeció a su audiencia por seguir siendo fieles a Caso Cerrado tras 18 años en el aire por las pantallas de Telemundo.

Publicidad
advertisement
advertisement