advertisement

La nutricionista Marta, de 22 años, se proclamó esta noche como ganadora de MasterChef 6 España ante el Chef Mauro Colagreco con una carta “mediterránea” que superó a la otra […]

La nutricionista Marta, de 22 años, se proclamó esta noche como ganadora de MasterChef 6 España ante el Chef Mauro Colagreco con una carta “mediterránea” que superó a la otra finalista del programa, Ketty Fresneda, en esta sexta edición con un podio totalmente integrado por femeninas.

Con la candidata rusa Oxana en tercer lugar, Marta consiguió después de trece semanas ganar la victoria y el Premio de 100.000 euros, además de un Máster en cocina, técnica, producto y creatividad del centro culinario Vasco y, para completar, lal publicación de su propio libro de cocina.

“MasterChef me dio una nueva vida y la voy a tomar”, dijo después de recibir el premio la joven de 18 años que quería estudiar en el centro culinario Vasco, pero el alto costo de estos estudios la detuvo y que sabía que a sus padres les tomaría un inmenso esfuerzo para asumirlo.

En esta final “muy apretada”, de la cocina mediterránea, se impuso al compromiso de la fusión cubana y gallega de la segunda finalista del programa, la dietista Ketty, de 28 años, quien se alza como premio especial con un curso de repostería especializada.

Ketty Fresneda, la concursante cubana de MasterChef conquista España

Con un defecto en el arte y los problemas con la “semántica” de los platos, Marta desarrolló un menú Mediterráneo que comenzó con un gazpacho de esferas de tomates, pimientos de pepino osmotizado y aire de pimineto, y como plato principal, siguió un Salmonete de guiso salmonete y langosta con galleta de coral de tomate y sal de escamas.

Ketty, de 28 años, quien se alza como premio especial con un curso de repostería especializada.

Y para redondear, los macarrones de frambuesa llenos de mousse, copos de chocolate y helado de queso y frambuesa, los cuales fueron ejecutados a la “perfección”, comentó el miembro del jurado especial de la final, Mauro Colagreco, chef del tercer mejor restaurante del mundo, Mirazur.

La primera prueba de la noche llegó a manos de los chefs Oriol Castro y Mateu Casañas en un “clásico” de las finales deMasterChef, comentó Pepe Rodriguez en este programa que estuvo ausente su anfitriona, Eva González, después de la reciente maternidad

Los cuatro finalistas tuvieron que cocinar a la par de Castro, aunque por primera vez en la historia del programa tuvieron que elaborar dos platos.

Publicidad

Fuero Se trataba de dos “trampantojos”: unos macarrones de gelatina con espuma de carbonara, y una gilda de caballa hecha con una aceituna a base de líquido de oliva con xantana (un agente de engrosamiento).

Marta ganó esta prueba y se dirigió directamente a la final, evadiendo así la segunda fase del último programa de la competición, donde los participantes tenían que preparar un menú de seis platos ideados por Pepe Rodriguez.

Katie eligió cigala con una sopa al cuarto de hora, aire de azafrán, tallarines de calamar y crujiente de gambas, y también el postre, un helado de nata, crema de sésamo y vinagre, bizcocho de azúcar moscabado y aéreo de chocolate y caramelo crujiente de chocolate.

Mientras tanto, Oxana permaneció con ajoblanco con una roca de helado y ensalada de quesos manchego y anguila, crema de turrón salado, queso y su buñuelo.

Los tres participantes tuvieron 150 minutos para preparar dos platos que tuvieron que degustar a los doce ganadores de las ediciones anteriores de todas las versiones del reality: MasterChef, Junior MasterChef y MasterChef Celebrity.

Aunque el ganador de la primera edición de este hecho, Miguel Ángel Muñoz, no pudo asistir por estar en una película, y el segundo, Saúl Craviotto, tuvo que dejar la cata luego del primer plato.

De todos modos, los que pasaron por los nervios del final del programa fueron los responsables de la elección de la segunda final de duelista, Ketty, quien se impuso a un Toni desorientado (cuarto) y a una Oxana que se excedió con el ajo y quedó tercera.

Ketty se enfrentaba a la final una ensalada marinera con una cúpula de coco, un rape en su jugo con una original ensalada, y con un “cuba libre” llevado a la repostería, pero la primera aspirante cubana del concurso se ha quedado en un honroso segundo puesto.

Publicidad
advertisement
advertisement