Un grupo de jóvenes cirujanos cubanos realizaron ayer la primera intervención quirúrgica cerebral en el Instituto de Neurología y Neurocirugía (INN), en La Habana, para retirar un tumor, en la […]

Un grupo de jóvenes cirujanos cubanos realizaron ayer la primera intervención quirúrgica cerebral en el Instituto de Neurología y Neurocirugía (INN), en La Habana, para retirar un tumor, en la que gracias al mapeo computarizado el paciente permanece despierto durante toda la operación y en la que no se afecta el área del lenguaje.

El equipo multidisciplinario que realizó la operación fue liderado por la joven neurocirujana cubana Lianet Sánchez Leyva, quien explicó a la prensa estatal que gracias al mapeo cerebral del lenguaje que se hace durante la cirugía con el paciente despierto se logra una recepción más amplia del área afectada para extraer de esta forma toda la porción del tumor que no ocupa la zona de cerebro que participa en la compresión del lenguaje y la emisión de palabras.

“Si no se contara con esta tecnología habría que extraer el tumor completo y la lesión causada terminaría dejando al paciente sin la capacidad de comprender y hablar por el resto de su vida”, explicó la neurocirujana de 29 años de edad.

Antes de ser aplicado este procedimiento quirúrgico en Cuba se realizaba una cirugía invasiva la que se tomaba una muestra del glioma y se enviaba a anatomía patológica para conocer el resultado histológico. De esta forma, se conocía “qué tipo de tumor se trataba y definir sus tratamientos y ahora este nuevo proceder que posibilita una mayor exérisis de la lesión aumentará la sobrevida con calidad de la paciente”, explicó Sánchez Leyva.

El primer paso en este nuevo proceder es dormir al paciente para realizar una amplia craneotomía (operación quirúrgica en qué parte del cráneo, llamado colgajo óseo, se extrae con el fin de acceder al cerebro), luego se le despierta y se le retira la entubación para comenzar a estimular su área del lenguaje.

Publicidad
Mapeo cerebral del paciente

En este paso la paciente debió responder una serie de preguntas realizas por el equipo médico con las que se busca estimular la corteza cerebral del área elocuente afectada por el tumor.

“Le hicimos distintas preguntas en dependencia de la localización que estuviéramos evaluando, le pusimos diferentes tareas, como ejercicios matemáticos, a denominar objetos, explicar sus funciones, reconocer rostros, determinar qué tipo de música escuchaba”, reveló Sánchez Leyva.

Por 9 horas se extendió la operación, en la que participó un equipo multidisciplinario de 11 especialistas, neurocirujanos, neurofisiólogos, neuropsicólogos y anestesiólogos.

Creneotomía aplicada al paciente

De acuerdo a las autoridades del Ministerio de Salud Publica de Cuba, este novedoso proceder quirúrgico no se había realizado antes, no por falta de capacidad médica, sino por el alto precio de los instrumentales, material gastable y tecnología, como las sondas para el mapeo cerebral y los estimuladores corticales.

En países del primer mundo una operación de este tipo puede llegar a superar los 100 mil dólares, incluso alcanzar los 200 mil si se presentan complicaciones durante el proceder.

Publicidad
advertisement
advertisement