Isla Local

Isla Local Isla Local
Fecha 23/11/2017

Bajo el nombre de Francisco Repilado Muñoz la playa Siboney lo vio nacer, aunque siempre será para Cuba y el resto del mundo Compay Segundo. Se estableció con su familia […]

Bajo el nombre de Francisco Repilado Muñoz la playa Siboney lo vio nacer, aunque siempre será para Cuba y el resto del mundo Compay Segundo.

Se estableció con su familia en Santiago de Cuba a los ocho años, el futuro sonero; donde aprendió a tocar el tres y luego estudió solfeo y clarinete.

Sus habilidades en este instrumento le permitieron ganar un puesto como clarinetista en la  Banda Municipal de esa ciudad. Sin embargo, eran tiempos difíciles y para ganarse la vida aprendió los secretos de elaborar tabacos y a manejar la cuchilla de barbero.

Francisco Repilado tenía apenas doce años cuando fundó el sexteto Los seis ases, junto a niños del barrio santiaguero El Tivolí. Luego integró el cuarteto Cubanacán y el conjunto Cuban Stars, con el que irrumpió en el panorama habanero de los años treinta. Repilado se incorporó más tarde al cuarteto Hatuey y durante doce años fue clarinetista del Conjunto Matamoros, pero su primer gran momento no llegó hasta 1948.

En esa fecha fundó junto a Lorenzo Hierrezuelo el dúo Los Compadres, la mítica agrupación del son cubano. Y en ella adquirió su sobrenombre, porque a Hierrezuelo se le conoció como Compay Primo, mientras que él se convirtió en Compay Segundo.

Francisco Repilado tenía apenas doce años cuando fundó el sexteto Los seis ases

Luego de abandonar Los Compadres, Repilado actuó en solitario hasta que fundó su propia agrupación en 1956. Compay Segundo y sus Muchachos se denominó este grupo que lo acompañó el resto de su trayectoria musical y perdura hasta la actualidad. Sin embargo, en la década del 60, Compay Segundo volvió a su viejo oficio de tabaquero, aunque no abandonó la música del todo.

Así ocurrió hasta 1989, cuando se produjo la revitalización de su carrera al presentarse en el Smithsonian Institute de Washington junto al Cuarteto Patria y a Marcelino Guerra, conocido como Rapindey.

Aunque 1989 fue un año importante en la trayectoria de Compay Segundo, su verdadero camino al éxito no comenzó hasta inicios de la década del 90, en Europa. Para ese entonces el viejo continente estaba agotado de los sonidos y las estridencias electrónicas de la modernidad. Y particularmente en España se creó un ambiente favorable para la trova y el son tradicional, por lo que invitaron a viejos y respetables músicos cubanos entre los que se incluyó Francisco Repilado.

Luego de abandonar Los Compadres, Repilado actuó en solitario hasta que fundó su propia agrupación en 1956

Fue así como Compay Segundo asistió en 1994 a un encuentro de música flamenca y son cubano en Sevilla, donde realizó un concierto junto al cantaor Chano Lobato. Un año después el rockero español Santiago Auserón, conocido como Juan Perro, presentó en su país una antología del trovador santiaguero.

Ambos acontecimientos acrecentaron la popularidad de Compay Segundo en Europa, continente que abrió gustoso sus puertas a la música natural y original del legendario sonero.

La fama mundial le llegó a Compay Segundo con su incorporación proyecto Buena Vista Social Club auspiciado por el guitarrista tejano Ry Cooder. En la grabación del disco homónimo participaron también Rubén González, Ibrahim Ferrer,  Eliades Ochoa, Omara Portuondo  y un piquete de instrumentistas de primera línea.

Publicidad

Con sus 89 años de experiencia y sabiduría sonera, Compay Segundo se unió a la destacada alineación para grabar música cubana de la mejor calidad y el resultado fue una obra maestra.

Encabezado por su luminoso Chan Chan, el álbum obtuvo el Grammy Latino en 1997 y al año siguiente reafirmó su éxito con la película de igual nombre filmada por Win Wenders.

Tras el éxito del Buena Vista Social Club, la vieja música cubana resurgió en el mundo entero y Compay Segundo se convirtió en el estandarte de este fenómeno. Con 93 años, se ubicó en la cresta de la ola, tanto por su arte como por su demostración de vitalidad. Programas de televisión, portadas de revistas y altísimos niveles de venta de sus discos constituyeron muestras de su éxito mundial.

Compay Segundo devino entonces artista habitual en España y realizó giras por el resto del viejo continente y los Estados Unidos.

Encabezado por su luminoso Chan Chan, el álbum obtuvo el Grammy Latino en 1997

A su paso por los escenarios más exigentes, compartió con destacadas figuras de la canción internacional y recibió múltiples reconocimientos. Más de una celebridad mundial pidió retratarse junto a Compay Segundo para perpetuar el recuerdo de su fama.

La amplia discografía de Compay Segundo la integran importantes placas como Son del Monte y el exitoso Buena Vista Social Club. Pero también los CDs Lo mejor de la vida y Calle Salud, título homenaje a la calle habanera donde vivió.  Por cierto, en este último grabado en 1999, el patriarca del son compartió honores con Charles Aznavour y fue galardonado en España con el Premio Nacional de Música.

La discografía de Compay Segundo la completa el álbum Las flores de la vida, donde incluyó la canción de igual nombre inspirada en los jardines de Alemania.

Compay Segundo defendió un estilo caracterizado por la agudeza y afinación especial, tal como ocurrió en la época en que compartió escenarios con Benny Moré, Matamoros, Ñico Saquito y Sindo Garay. Con su voz grave y redonda, acompañó a cantantes de fama mundial, y junto a su grupo puso a bailar a multitudes de todos los continentes.

Sones, guarachas, boleros y canciones de ricos matices caribeños conformaron su amplio repertorio. Y como compositor reunió más de 100 temas entre los que sobresalen Sarandonga, La calabaza, Saludo Compay y el inolvidable Chan Chan.

Compay Segundo defendió un estilo caracterizado por la agudeza y afinación especial

Compay Segundo nos dejó el recuerdo de su voz en varios discos y fue también el inventor del armónico, mezcla de guitarra y tres cubano. Pero el sitial que ocupa en nuestra historia musical se debe especialmente a su condición de destacado intérprete del son y del pentagrama cubano en general.

Compay Segundo aportó una sonoridad especial a la música tradicional cubana y forjó un estilo peculiar que lo inmortalizó para todos los tiempos. Su música suena con éxito en Cuba y en otros escenarios del mundo.

Relacionado

Díaz-Canel pide “mano dura” contra los que se detecten robando combustible al Estado: &...

Para el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, el robo de combustible al Estado sigue siendo uno de sus principales quebrader... [ Leer más ]

Humorista cubano muestra la pechuga de pollo cruda que le sirvieron en un reconocido restaurante est...

El popular humorista cubano Marcos García Rodríguez,  “El hijo de Teresa”, ha denunciado recientemente a través de la... [ Leer más ]

Piden ayuda en las redes sociales para un anciano cubano que vive en las calles de Houston (VIDEO)...

La joven cubana Martha María ha hecho uso de sus redes sociales para clamar por ayuda para un anciano cubano que se encuentr... [ Leer más ]
Mas Compartido

Buenas noticias para miles de cubanos que utilizan motos eléctricas en Cuba pues para el próximo a...

Es habitual desde hace casi cinco años ver rodando por las calles de cualquier ciudad cubana cientos de motos eléctricas de... [ Leer más ]

San Lázaro, el santo que une a los cubanos en la vida y en la fe...

San Lázaro es un santo con la capacidad de unir a los cubanos en la vida y en la fe. Poco importa que estos sean católicos,... [ Leer más ]

Autoridades cubanas aclaran que solo se autorizará una licencia por persona para “frenar la e...

Las nuevas modificaciones presentadas en Cuba y que pretender controlar y regular el trabajo por cuenta propia en la Isla par... [ Leer más ]