advertisement

El día ayer fue condenado a 15 años de prisión por una corte de la Florida el colombiano Fredis Valencia Palacio, alias ‘Tijeras’, por tráfico ilegal de personas, pero no […]

El día ayer fue condenado a 15 años de prisión por una corte de la Florida el colombiano Fredis Valencia Palacio, alias ‘Tijeras’, por tráfico ilegal de personas, pero no se le tuvo en cuenta ningún cargo por su implicación en el asesinato de los inmigrantes cubanos Edelvis Martínez Aguilar y Dunieski Eliades Lastres.

Palacios fue arrestado en Colombia y extraditado a Estados Unidos hace unos meses junto a los otros dos coyotes implicados en el crimen, identificados como Johan Estiven Asprilla y Carlos Emilio Palacios. El juez José E. Martínez del Distrito Sur de Florida le agregó a la sentencia tres años de libertad supervisada tras salir de prisión.

Médicos en Cuba, pero no en Estados Unidos: La difícil inserción de los profesionales cubanos de la Salud en el exilio

En el 2016, los acusados fueron contratados por tres ciudadanos cubanos para usar sus servicios como coyotes y los transportaran a través de la selva del Darién en Colombia con destino a la frontera de Panamá por 1500 dólares cada uno.

Según la confesión de los asesinos, Edelvis Martínez Aguilar, su novio Liover Santos y Dunieski Eliades Lastre habían pagado por adelantado para se acompañados en esta travesia que pretendía llevarlos a Estados Unidos, pero Valencia Palacios solo se encargó de entregarlos, aun vivos, a los otros dos acusados para ser transportados en una embarcación rumbo a Panamá.

Durante el viaje, Ibargüen Palacios y Carreazo Asprilla, armados con una pistola y un cuchillo, amenazaron a las victimas para que les entregaran más dinero, pero como no lo tenian decidieron matarlos. Ibargüen ató la muñecas de los dos hombres y con una cuerda al interior de la embarcación para luego lanzarlos al rio por la borda. Ambos coyotes violaron en reiteradas ocasiones a Edelvis y luego le cortaron la garganta.

Publicidad

El segundo en ser subido a la barca fue Eliades Lastre, quien también fue degollado. Mientras esto sucedia Santos logró liberarse de las amarras y escapar nadando rio abajo por el rio, siendo dado por muerto por los coyotes.

Al siguiente día, Santos fue localizado por un pescados local mientras estaba inconsciente a la orilla del rio y le dio parte a la Armada de Colombia para su rescate. Este condujo luego a las autoridades hasta los cuerpos de su novia y de su amigo.

Las victimas fueron encontradas cerca del lugar del asesinato con grandes heridas de arma blanca en la garganta y en sus vientres, amarrados y sumergidos junto a la embarcación en que estaban siendo transportados.

Los acusados fueron localizados semanas después, internados en la selva de Darién y un acuerdo con el Gobierno colombiano permitió que fuesen extraditados a Estados Unidos para ser juzgados por la justicia de ese país.

Carreazo Asprilla e Ibargüen Palacios serán sentenciados el 4 de enero próximo y se espera que sus condenas sean más severas por ser los autores del crimen.

Publicidad
advertisement
advertisement