Isla Local

Isla Local Isla Local

La prensa estatal sigue ignorando las cientos de voces que se oponen a que los damnificados del tornado que el pasado 27 de enero afectó La Habana tengan que comprar […]

La prensa estatal sigue ignorando las cientos de voces que se oponen a que los damnificados del tornado que el pasado 27 de enero afectó La Habana tengan que comprar los alimentos que está ofreciendo en Gobierno en carpas habilitadas en los territorios afectados, pero si la toma entonces contra el sector privado por los precios de sus productos en estas mismas zonas.

Como una especie de desalmados dejó ver una periodista cubana durante una transmisión del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana a los cuentapropistas que tienen sus puestos en los agromercados del municipio de Regla.

Del lo absurdo a lo ridiculo: Prohiben en Cienfuegos que los vendedores de pizzas le den un papel a los clientes para envolverlas

En su comentario arremete con fuerza contra los precios en que estas personas están ofertando sus productos en los mercados privados y cuestiona sus elevadas ofertas en uno de los municipios más devastados por este fenómeno meteorológico.

“Estos días no son para vender y no perder. Son días para ayudar”, dice la joven periodista, omitiendo cualquier referencia a las carpas que el Gobierno ha ubicado en estos mismos lugares para venderle alimentos a “precios asequibles” a los damnificados que se encuentran “justo en el ojo del desastre”.

Publicidad

Según la nota, ante esta “insensibilidad” de los cuentapropistas hay que cerrar fila.

Para ella, lo principal es estar “atentos” pues el mundo está “mirando con lupa a Cuba” y exageran siempre lo que en otros países tienden a pasar desapercibido.

Sin embargo, la periodista independiente Monica Baró denunció todo lo contrario en sus redes sociales, cuando aseguró la pasada semana que la población en las zonas afectadas se estaba quejando de los altos precios de los productos que estaban siendo ofrecidos por el Estado.

“El plan de ofertas gastronómicas para las personas damnificadas por el tornado incluye cajitas con una escasa porción de arroz y salchichas o jamonada que tienen un precio de cinco pesos cubanos. Lo más caro son los refrescos enlatados, a diez pesos, que de asequible, como los calificó la ministra de Comercio Interior, no tienen nada pues es el mismo costo que tienen normalmente en el mercado estatal”, dijo Baró en su publicación de Facebook.

advertisement
Relacionado

El excéntrico y polémico millonario Richard Branson celebrará su cumpleaños 70 en La Habana

El multimillonario de origen británico Richard Branson, quien desde los 16 años ha estado en el mundo de los negocios hasta... [ Leer más ]

Vecinos de la barriada de Regla denuncian que las entregas de donativos que llegan a través del Gobierno están siendo repartidas en las mismas casas una y otra vez

Un grupo de artistas se dieron cita en la casa de la cantante cubana Haydée Milanés para clasificar todas las donaciones re... [ Leer más ]
Mas Compartido