advertisement

El Gobierno cubano dio explicaciones hoy del uso dado al 70 por ciento del salario de los profesionales de la salud cubano que formaban parte del programa Más Médicos y […]

El Gobierno cubano dio explicaciones hoy del uso dado al 70 por ciento del salario de los profesionales de la salud cubano que formaban parte del programa Más Médicos y el que alegan era aportado “de manera voluntaria” por los colaboradores para fortalecer el sistema de salud en la isla.

En las ultimas semanas importantes medios de prensa han calificado como “esclavitud moderna” el trato dado a la retribución económica que los galenos cubanos recibían en Brasil pues desde La Habana les era retenido un 70 por ciento de los aproximadamente 3500 dólares que les eran pagados por el Gobierno brasileño.

Aumento del salario medio en Cuba es sólo un espejismo

Sin embargo, desde el canal de YouTube creado la pasada semana por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba para explicar todo lo relacionado a las informaciones publicadas en medios internacionales sobre la participación de los profesionales de la salud en el Programa Más Médicos se ha explicado que la parte del salario que era aportada “de forma voluntaria” por ellos se utilizó “en los servicios universales, gratuitos y de calidad que el sistema de salud brinda a los 11 millones de cubanos”.

Desde La Habana aseguran que este dinero fue invertido en “recursos para el pueblo”, gracias a la “vocación solidaria” de los colaboradores cubanos que lo ofrecieron de forma “desinteresada” para compartir así sus beneficios “por el bien común de su país”.

Publicidad

La prensa estatal resaltó algunos ejemplos específicos de obras en las que fueron invertidos los millones de dólares que durante los últimos cinco años se embolsilló La Habana por el servicio de sus profesionales en Brasil. El diario Granma precisó que desde el 2013 y hasta el 2018 se repararon con parte de este dinero 327 policlínicos y 2700 consultorios.

De acuerdo a lo expuesto en el canal de YouTube de la Cancillería cubana, unos 33 millones de dólares provenientes del salario de los galenos fue invertido en la compra de suministros, medicamentos y equipos para la “la actividad quirúrgica, anestesia, los programas materno-infantil y de atención al paciente grave, entre otros”.

También parte del “aporte voluntario” de los cooperante fue dedicado para pagar los materiales médicos necesarios en otros países donde Cuba tiene médicos prestando servicios, pero donde se envían todos de forma gratuita al ser “países mucho más pobres”.

Lo cierto es que una de las causas que motivaron el abrupto cierre de la participación cubana en el programa Más Médicos fue la situación del pago de los salarios que hacia el gobierno brasileño por cada galeno pues el presidente electo de ese país, Jair Bolsonaro, exigió que desde el próximo año les fuera entregado de forma integra los más de 3500 dólares que la nación carioca ofrece por sus servicios a cada colaborador.

Publicidad
advertisement
advertisement