advertisement

Agencias internacionales de prensa reportan sobre un encuentro de urgencia pactado entre funcionarios de Estados Unidos y Cuba celebrado la mañana de este jueves ante el repunte mediático causado por […]

Agencias internacionales de prensa reportan sobre un encuentro de urgencia pactado entre funcionarios de Estados Unidos y Cuba celebrado la mañana de este jueves ante el repunte mediático causado por las informaciones publicadas por la cadena NBC y que implican a Rusia como supuesto implicado y causante de los misteriosos ataques a diplomáticos estadounidenses en La Habana.

La falta de respuesta sobre los que han sido descritos como “ataques de salud”, inicialmente fueron “ataques acústicos”, tienen procupados a las agencias de seguridad nacional y a los congresistas estadounidenses quienes piden respuestas sobre la causa y el culpable, aunque una serie de reportes indican que los investigadores han reducido en gran medida la lista de posibles sospechosos.

El Departamento de Estados de EE.UU. informó hace minutos que esta reunión de urgencia “es parte de esfuerzos en curso para investigar y entender mejor las condiciones de salud de nuestros diplomáticos”.

El personal diplomático en Cuba presenta síntomas similares a los de una lesión cerebral, según un estudio

En este encuentro a la delegación cubana se le entregó “un reporte médico general sobre las lesiones experimentadas por personal estadounidense en La Habana”.

Publicidad

El propio Departamento de Estado negó los reportes publicados por varios medios la semana pasada en los que se mencionaba un dispositivo de microondas como posible fuente de los ataques y el reporte de la NBC que señalaba a Rusia como principal sospechoso.

Estos reportes causaron protestas por parte del Gobierno cubano quienes aceptaron los posibles síntomas sufridos por los diplomáticos, que incluyen serios daños cerebrales, pero no admiten que se afirme que hayan sido causados por una serie de ataques premeditados ocurridos dentro de la isla.

El pasado año fueron reportados 24 casos detectados de funcionarios y sus familiares afectados por los supuestos “ataques” y durante el mes de junio de este año se confirmaron otros 2.

Una fuente del Departamento de Estado admitió de forma anónima que esta reunión se organizó ante las quejas presentados por Cuba en Washington y la ausencia de detalles importantes sobre las condiciones medicas de los afectados.

La pasada semana un comisión investigadora del Gobierno estadounidense ofreció testimonio ante el Congreso, explicando que toda la información disponible sobre el caso había sido compartida con las autoridades cubanas, pero al parecer no fue así.

Los cubanos han criticado reiteradamente las acusaciones de Estados Unidos, diciendo que están motivadas políticamente y que carecen de base.

Publicidad
advertisement
advertisement